Diabetes 80

Síntomas y tratamiento de la diabetes

La diabetes es un aumento de la glucosa en sangre, por carencia de secreción de insulina. Entérate en la siguiente nota cuales son los síntomas y el tratamiento de esta enfermedad.

La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de glucosa (azúcar) de la sangre están muy altos. La glucosa proviene de los alimentos que consume. La insulina es una hormona que ayuda a que la glucosa entre a las células para suministrarles energía.

Los síntomas de la diabetes tipo 2 pueden ser muy pronunciados, leves o casi inexistentes. Pueden ser menos marcados que los de la diabetes tipo 1 y pueden no aparecer al inicio de la enfermedad; con lo cual el diagnóstico se confirma una vez ya avanzada la enfermedad y cuando las complicaciones ya existen.

Los síntomas pueden incluir:

  1. Aumento de sed
  2. Pérdida de peso
  3. Aumento del apetito (especialmente después de comer)
  4. Resequedad bucal
  5. Náusea y ocasionalmente vómito
  6. Necesidad frecuente de orinar
  7. Fatiga (debilidad y sensación de cansancio)
  8. Visión borrosa
  9. Hormigueo o pérdida de sensibilidad en las manos y pies
  10. Infecciones frecuentes en la piel, la vagina o en las vías urinarias.

Tratamiento de la enfermedad

Si bien la diabetes no tiene cura, existen varios tratamientos para controlarla. La meta en el tratamiento de la diabetes es controlar los niveles de glucosa sangre; es decir, mantener el nivel de azúcar en sangre lo más cercano al valor considerado como “normal”. El tratamiento de la diabetes comprende dos variantes; el no farmacológico y el farmacológico. El tratamiento no farmacológico de la diabetes consiste en dieta y en la práctica de ejercicio físico; pero, muchas veces estas medidas no son suficientes y se requieren medicamentos. El principal objetivo del tratamiento con agentes farmacológicos es regular los niveles de glucosa (azúcar en la sangre)

Se estima que de las personas que requieren la intervención farmacológica aproximadamente:

  1. el 40% necesita medicamentos orales para alcanzar un control satisfactorio de la glucosa
  2. el 40% necesita inyecciones de insulina

A la diabetes tipo 1 se le atribuye casi el 10% de todos los pacientes diagnosticados con esta enfermedad. Las personas que sufren de diabetes de tipo 1 deben inyectarse insulina diariamente.

La diabetes tipo 2 es mucho más frecuente y se le atribuye el 90% de los casos de diabetes en todo el mundo. Debido al curso progresivo de la enfermedad, con el tiempo los pacientes con diabetes tipo 2 necesitan múltiples medicamentos para alcanzar el control de la glucemia necesario para manejar las comorbilidades. Y a pesar de la intervención farmacológica, se estima que un promedio de 2 a 3 adultos no tienen control glucémico adecuado, lo que parece indicar que las terapias actuales tienen limitaciones significativas.

Entre las razones de un control pobre de la glucemia en la diabetes, se incluye la progresión natural de la disfunción de las células beta a partir del incremento en los niveles de glucosa.

En la diabetes tipo 2 el desarrollo de un nivel elevado de azúcar y la progresión de la enfermedad, son atribuidos a la cantidad o tipo de secreción de insulina de las células beta del páncreas. Los inhibidores de dipeptidil peptidasa IV o DPP-4, como la sitagliptina, funcionan en respuesta a la necesidad del organismo de regular los niveles de glucosa y no están limitados por la vía de administración.

 Control no farmacológico de la diabetes

La dieta y el ejercicio son los componentes principales del tratamiento no farmacológico de la diabetes.

Varios estudios han mostrado que muchas complicaciones de la diabetes se pueden prevenir o demorar con eficacia manejando la enfermedad. Esto incluye cambios del estilo de vida por ejemplo:

  1. Una dieta sana
  2. Ejercicio
  3. Evitar la obesidad y tener sobrepeso
  4. No fumar

Muchos pacientes con diabetes tipo 2 son sedentarios. El aumento en la actividad física puede ser importante para ellos. La actividad física puede mejorar el control de la glucosa plasmática en la gente con diabetes tipo 2. Además, también puede beneficiar otros factores de riesgo cardiovasculares, tales como los niveles de la presión arterial y del colesterol.

El consejo y el apoyo para reducir la cantidad de grasa y calorías totales han mostrado algún éxito. Dos estudios a gran escala demostraron que los cambios en el estilo de vida que promueven la actividad física, junto con ciertos cambios dietéticos pueden demorar el desarrollo de la diabetes tipo 2 en la gente de alto riesgo

El cuidado preventivo no implica necesariamente tratamientos o medicaciones costosas. La educación sobre el cuidado apropiado de los pies, por ejemplo, así como una evaluación constante son buenos ejemplos de métodos preventivos de bajo costo.

El tratamiento para la diabetes no solo incluye control de la glucosa sanguínea, sino también la reducción de los factores de riesgo que pueden conducir a complicaciones, tales como el control de los niveles de la presión arterial y del colesterol.

Comentar

Registrate y Obtené Beneficios

Registrate

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Reduzca el consumo de sal”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...