Los pacientes con artritis reumatoide (AR) tienen mayor riesgo de presentar infecciones con respecto a la población sana. Principalmente debido a la enfermedad en sí y a su tratamiento inmunosupresor.

Es aconsejable vacunar a los pacientes al diagnóstico, antes de iniciar el tratamiento con los inmunosupresores. La evidencia clínica demuestra que la administración de las vacunas contra el neumococo y los virus influenza y hepatitis B en pacientes con AR no empeora la actividad de la enfermedad, y que éstas son eficaces, sin embargo la respuesta inmunitaria aparentemente se ve reducida por la propia enfermedad y el tratamiento tanto con los fármacos modificadores de la enfermedad como con los biológicos.

También existen y se deben tomar medidas profilácticas para evitar la reactivación de infecciones latentes crónicas como la tuberculosis y la hepatitis B durante el tratamiento con biológicos.

Se ha demostrado que las vacunas contra la bacteria neumococo, el virus influenza y el virus de hepatitis b son seguras en estos pacientes. La efectividad de cada vacuna ha sido evaluada mediante diferentes estudios, en la mayoría de los casos se trata de estudios con grupos pequeños de pacientes que reciben distintos tratamientos, no aleatorizados, y con determinación de respuesta inmunitaria diferente, por lo que no es adecuada la comparación directa. Según los resultados que han obtenido, podemos decir que el porcentaje de respondedores a la vacuna frente a influenza se ve reducido por la AR en sí, y el tratamiento con anti-TNF y rituximab. Por otro lado, la eficacia de la vacuna antineumocócica parece afectarse por la AR y por el tratamiento con metotrexato, rituximab y abatacept. En el caso de la vacuna de la hepatitis B, la respuesta protectora es menor en pacientes con AR y en el tratamiento con anti-TNF.

Tras revisar la información disponible, un calendario de vacunación recomendable en pacientes con AR sería el siguiente:

        -   Vacuna antigripal anual.
        -   Vacuna antineumocócica con repetición cada 3-5 años.
        -   Vacuna de la hepatitis B.

Tal y como se ha comprobado, los tratamientos inmunosupresores pueden reducir la eficacia de la vacuna, por lo que se recomienda vacunar a los pacientes a su diagnóstico, ya que incluso medicamentos de primera línea como el metotrexato reducen la inmunización.

Se están llevando a cabo ensayos clínicos que evalúan la eficacia y seguridad de las vacunas en pacientes con AR tratados con biológicos; los resultados de éstos ampliarán la evidencia clínica de las recomendaciones establecidas.

Con respecto a otras vacunas recordar que los que están bajo tratamientos que disminuyen las defensas como los corticoides o inmosupresores no pueden administrarse vacunas que contengan microorganismos vivos como las que se ponen cuando se viaja (como la vacuna de la fiebre amarilla, etc.), durante todo el tratamiento, incluido un periodo de tiempo tras su finalización.

Por todo esto es importante que hable con su médico sobre que vacunas debe darse y cuando es más conveniente aplicárselas para estar mejor protegido contra diferentes infecciones.


Fuente: http://www.reumatologiaclinica.org/es-vacunas-quimioprofilaxis-artritis-reumatoide-podria-articulo-S1699258X11000763

Etiquetas:

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Reduzca el consumo de sal”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...