La artritis reumatoide se caracteriza por dolores en las articulaciones. Si llega a aparecer este síntoma es necesario reconocer qué lo produce para evitar complicaciones futuras.

Existen más de 100 tipos de artritis o enfermedades asociadas y la reumatoide es una de la principales.
Esta enfermedad causa inflamación en las articulaciones, es autoinmune, lo que representa que el mismo sistema inmunitario ataca por error el cuerpo. Se manifiesta con hinchazón, dolor y disminución del movimiento.

Está también asociada a personas que padecen otras enfermedades como tiroiditis autoinmune, alergias frecuentes, amigdalitis recurrentes, problemas de ojo seco, entre otras. Si éstas se relaciona con dolores articulares se debe descartar la artritis reumatoidea.

La Clínica Mayo explica que podría comenzar con dolores en las articulaciones pequeñas, como aquellas que unen los dedos de las manos y los dedos de los pies.

Mientras avanza los síntomas se extienden a las muñecas, las rodillas, los tobillos, los codos, la cadera y los hombros. Se da de forma refleja, es decir que se producen en las mismas articulaciones en ambos lados del cuerpo.

Un 40% de pacientes también refieren otros síntomas que no se relacionan con articulaciones y aparecen problemas en la piel, pulmones, tejido nervioso, entre otros.

Detectarla a tiempo requiere estar atentos a los síntomas que presenta el cuerpo. Si estos persisten por más de dos semanas es relevante consultar a un médico especialista, un reumatólogo y así verificar qué está causando las molestias.

¿Cuál es la causa?

Esta enfermedad afecta en especial a mujeres, entre los 15 y 45 años. Una etapa reproductiva de la vida.

Aunque se puede presentar desde la infancia hasta en adultos mayores.

Algunos estudios refieren que pacientes pasan de cinco a ocho años para ser diagnosticados y a esas alturas las consecuencias podrían ser graves.

Después de dos años sin un tratamiento adecuado, la artritis reumatoide -AR-, podría afectar y dañar cartílagos, huesos, tendones y ligamentos. En esta etapa ya podrían estar presentes deformidades que no pueden revertirse.

Aunque no existe una causa definida para que se desarrolle se relaciona con genética y el desequilibrio del sistema inmunológico.

Los tratamientos

Al empezar un tratamiento pasan entre tres y seis meses, para que la enfermedad logre controlarse de mejor forma.

El diagnóstico no es sencillo. No todo dolor representar AR, y no existe una prueba que indique con certeza que se padece de esta enfermedad y se requieren de diversidad de exámenes para confirmarlo.

En sangre podría buscarse el factor reumatoide, el cual incluso al salir negativo, tendría que confirmarse al persistir otros síntomas.

Se utilizarán medicamentos regulardores del sistema de defensa del cuerpo, así como antiinflamatorios.

La alteración del sistema inmunológico está orientada a un desequilibrio en las defensas del cuerpo, no a una disminución y la función de los medicamentos es regular las defensas para que actúen equilibradamente.

Según el caso, podría necesitarse de esteroides, temporalmente. También están los tratamientos biológicos.

En cada persona la enfermedad se presenta diferente. Para algunos el cuerpo responderá de manera fácil a los medicamentos mientras otros requieren de opciones más fuertes

Lo cierto es que al recibir los tratamientos adecuados se disminuye la inflamación y se mejora la calidad de vida de los pacientes.

La enfermedad podría representar una inversión mensual en medicinas que van de Q150 a Q1 mil mensuales. En algunos casos y medicamentos más avanzados podría oscilar en los Q75 mil anuales.

fuente: https://www.prensalibre.com ; http://clinicamayo.com.ar/

https://www.prensalibre.com
Etiquetas:

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Reduzca el consumo de sal”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...