La memoria es un proceso que se extiende a lo largo de toda la vida, mejorarla no es complicado, sólo necesitas un poco de paciencia, creatividad y dedicación.

Definiremos a la memoria como la capacidad que tenemos los individuos de retener y utilizar la información de diferentes maneras y en diferentes momentos. Es a través de la comunicación entre las neuronas que los seres humanos obtienen información del ambiente. Esta información se procesa mediante diferentes receptores sensoriales y es transformada por el cerebro en percepciones.

Sin la memoria no podríamos recordar los momentos felices del pasado, no sentiríamos tristeza o culpa por episodios dolorosos. Por lo contrario, viviríamos en un tiempo presente en donde cada instante sería nuevo, cada persona sería un desconocido y cada movimiento implicaría un nuevo desafío.

El debilitamiento de las capacidades memorísticas es un problema que muchas personas experimentan con el correr de los años. El motivo principal es el deterioro de las células neuronales que ocurre naturalmente con el paso del tiempo, lo que hace que nuestro cerebro se torne más lento y que tengamos la impresión de saber exactamente lo que queremos decir pero sin ser capaces de recordar el concepto, síndrome popularmente conocido como «lo tengo en la punta de la lengua».

La buena noticia es que nuestro cerebro tiene una gran capacidad de aprendizaje, más de lo que creemos. Nunca es tarde para acrecentar tu memoria, no importa la edad tengas.

A continuación compartiremos algunas prácticas simples para poner en marcha.

Aprendé cosas nuevas

Es de mucha utilidad mantenerte ocupado siempre en el aprendizaje de una nueva habilidad, pasatiempo o estudio. Cualquier actividad que implique nuevas ideas para tu cerebro te ayudará a mantenerlo en buen estado. Por ejemplo aprender a tocar la guitarra, hablar otro idioma, aprender a hacer sudoku, etc.

Organizate

Mantener el orden en el trabajo y en las tareas del hogar son factores que colaboran con prevenir la pérdida de memoria a corto plazo. Seleccionar un lugar específico para ubicar las llaves del auto, otro para las llaves de la puerta y otro para el control remoto de la televisión, puede ayudarnos a mejorar nuestras habilidades memorísticas.

Realizá actividad física

El ejercicio cotidiano tiene la capacidad de mejorar nuestro funcionamiento cerebral y, por consiguiente, ayudarnos a conservar una buena memoria. Hoy en día hacer ejercicio físico es una actividad masiva. Ya no sorprende ver las plazas y los gimnasios llenos de personas ejercitándose diariamente. Hay estudios que muestran y fortalecen la teoría que dice que el ejercicio diario puede modificar nuestro cerebro, flexibilizando nuestra forma de pensar y nuestras emociones.


Poné en práctica técnicas para optimizar la memoria

Dichas técnicas consisten en escribir y registrar los datos más relevantes acerca de un determinado tema y utilizar listas de quehaceres como estrategias de apoyo, de este modo nos beneficiamos doblemente, evitamos olvidar cosas importantes y al mismo tiempo reforzamos información relevante. Un método popular y muy efectivo.

Agradecemos a EJE NORTE por la Nota

Etiquetas:

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Reduzca el consumo de sal”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...