Con la edad, la capacidad del cuerpo humano de sintetizar colágeno va disminuyendo, se estima que cada año se pierde un 1,5% de capacidad de generar colágeno, llegando a traducirse en una reducción del 35% a una edad de 60 años.

Asimismo, dietas pobres en vitaminas pueden provocar deficiencias en la producción de colágeno.

El colágeno es producido naturalmente por nuestro organismo. La molécula de colágeno es una triple cadena de aminoácidos en forma de hélice es la proteína más abundante de la piel y el hueso, pudiendo llegar al 35% del total de las proteínas del cuerpo cuya principal función es la resistencia al estiramiento dándole fuerza y elasticidad a los tejidos. Existen más de veinte tipos de colágeno los tres más importantes por cantidad son 3:

Tipo I: las funciones principales es dar resistencia y flexibilidad, se encuentra mayoritariamente en tejido óseo, tendones y dermis (piel).

Tipo II: se encuentra en el cartílago articular su principal función es la de resistencia a la presión intermitente. Siendo un elemento importante para prevenir y tratar enfermedades degenerativas del cartílago articular.

Tipo III: se encuentra en el tejido conjuntivo laxo contráctil como el músculo estriado del corazón, vasos sanguíneos y piel, es muy parecido al tipo I.

Dado que se produce una reducción natural del colágeno tipo II hay que suplementarlo diariamente. En un estudio se investigó al colágeno tipo II no desnaturalizado, por su capacidad de mejorar la función articular en personas sanas que desarrollan dolor en las articulaciones mientras se someten a ejercicios agobiantes. La razón detrás de este enfoque se centró en la hipótesis de que el ejercicio agobiante podría dejar al descubierto cambios transitorios en las articulaciones debido a las actividades físicas diarias que no son atribuibles a una enfermedad diagnosticable.

El desgaste articular es el daño natural que sufre el cartílago de cualquier articulación del organismo, normalmente se acompaña de dolor y disminución de los arcos de movilidad, con rigidez matinal. El ejercicio moderado y constante, la reducción del peso corporal y la ingesta de suplementos dietarios con colágeno ayudan a mejorarlo.


La suplementación diaria con Colágeno Tipo II no desnaturalizado ayuda a:

• Lograr mayor movilidad, flexibilidad y amplitud de las articulaciones.
• Aliviar el dolor articular ocasionado por la sobrecarga mecánica o el ejercicio intenso.
• Disminuir la rigidez articular recuperando la movilidad perdida con los años.
• Reducir las molestias y el disconfort causados por la vida sedentaria, mejorando el rendimiento en las actividades
de la vida cotidiana y la calidad de vida.
• Prevenir y detener la erosión y el desgaste del cartílago articular contribuyendo a la regeneración natural del
cartílago.

Bibliografía:

Revista de la Sociedad Internacional de Nutrición Deportiva 2013, http://www.jissn. com/content/10/1/48. Colágeno tipo 2 No desnaturalizado para las articulaciones. Un estudio alaetorizado, doble ciego, controlado con placebo en voluntarios sanos. James P Lugo, Zainulabedin M Saiyed, Francis C Lau, Jhanna Pamela L Molina, Michael N Pakdaman, Arya Nick Shamie and Jay K Udani.

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Reduzca el consumo de sal”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...