Bienestar y Prevención 64

Vivir a régimen

La mayoría de los argentinos inicia al menos una dieta al año y la abandona enseguida. Y sólo dos de cada diez personas logran bajar de peso y mantenerse.

De la redacción de Tvsana

La mayoría de los argentinos inicia al menos una dieta al año y la abandona enseguida. Y sólo dos de cada diez personas logran bajar de peso y mantenerse. El régimen como modo de vida.

Varios hábitos y costumbres caracterizan a los argentinos en general. Entre ellos el de vivir a régimen, o mejor dicho, el de vivir empezando dietas (algunas viables, otras estrafalarias), sobre todo las mujeres, más obsesivas que los hombres en este rubro. Aunque, pensándolo bien, con esta historia moderna del metrosexual, la obsesión se ha emparejado bastante.

Y la referencia no es sobre las personas obesas o aquellas que están muy excedidos en el peso, sino sobre gente que desea bajar tres o cuatro quilos de más, con un solo objetivo, que se desprende de algunos estudios realizados hace un par de meses: mejorar la salud, lo que buscan ellos, y elevar la autoestima, lo que persiguen ellas.

El dato curioso es que la gran mayoría de las personas afectadas por esos kilitos de más (molestos  estorbos, que salen a relucir, sobre todo, cuando llegan los tiempos estivales) recurre a cualquier tipo de dietas, conocidas, extrañas, complicadas, sencillas, de la luna, del sol, de la montaña, de la lluvia, breves, extensas, que permiten comer un poquito de todo o nada de nada; dietas recomendadas por amigos, tomadas de alguna revista, extraídas de internet, comentadas por algún conocido… Todo es válido, menos la consulta al nutricionista, el punto de partida lógico, por donde habría que comenzar el plan destinado a quemar las grasas sobrantes.

El entusiasmo que esbozan, tanto mujeres como hambres, a la hora de iniciar un plan de adelgazamiento, se esfuma con sorprendente rapidez. Una actitud o cambio de parecer que se refleja contundentemente en los estudios realizados sobre el tema: la gran mayoría (se calcula que cerca del 70 por ciento) inicia un régimen por año y lo abandona inmediatamente. ¿Por qué? Porque falta perseverancia, constancia. Y porque el sacrificio de comer poco y rara vez lo que uno desea, no va acompañado de una actividad física vital para el cumplimiento del propósito.

Los números que arrojó el estudio en cuestión, dicen que apenas dos de cada diez personas consiguen bajar de peso y, una vez movida hacia atrás la aguja de la balanza, consiguen mantener el nuevo peso. Y son, justamente aquellos que culminan con el plan o la dieta establecida previamente. De poco vale el sacrificio de ponerse a dieta si lo único que figura en la mente de la mujer o del hombre es acabar con ese infierno para atacar, de frente y costado, una torna de chocolate y dulce de leche.

Comentar

Registrate y Obtené Beneficios

Registrate

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Reduzca el consumo de sal”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...