Especialidades Médicas 24

Mitos sobre la donación de sangre que deben olvidarse o reafirmase

Existen muchos mitos al rededor de la donación de sangre. Desmentimos algunos claves y te damos los procedimientos a seguir para donar sangre de manera voluntaria.

Existen muchos mitos al rededor de la donación de sangre.  Desmentimos algunos claves y te damos los procedimientos a seguir para donar sangre de manera voluntaria. 

1.  MITO: Las personas mayores de 65 años no pueden donar sangre.

No hay edad máxima para donar. Pero es el médico quién debe decidir si puede o no donar en función del estado de salud del donante.

2. MITO: La sangre sólo se necesita cuando hay un desastre o una guerra.

La sangre se necesita todos los días. Nadie está exento de necesitar transfusiones debido a enfermedades comunes, o condiciones de cáncer. También la sangre es necesaria para cirugías cardiovasculares, cesáreas, transplante de órganos, en caso de accidentes, u otras condiciones.

3. MITO: Si soy diabético o padezco del corazón no puedo donar sangre.

Los pacientes diabéticos que están controlados con insulina pueden donar sangre sin ningún problema, al igual que las personas con condiciones cardíacas asintomáticas, sin restricciones y que no tomen medicamentos.

4. MITO: Si tengo tatuajes o perforaciones en el cuerpo no puedo donar sangre.

Toda persona con tatuajes o perforaciones en el cuerpo puede donar sangre después de un año de habérselos hecho, ya que a partir del año y con los estudios que se le hace a la sangre donada se puede detectar cualquier condición que pueda tener el donante a raíz de algún tatuaje o perforación.

5. MITO: Para donar sangre hay que estar en ayunas.

El ayuno recomendado antes de donar es de 4 horas y sólo de comidas grasas; tiempo que, si nos ponemos a pensar, es lo que transcurre normalmente entre comidas. De hecho es recomendable ingerir alimentos y bebidas ligeras, como fruta, galletas, café o zumo, antes de realizar la donación.

6. MITO: Si soy menor de 18 años o peso menos de 50 kg. no puedo donar sangre.

Todo joven de 16 y 17 años puede donar sangre con el consentimiento de sus padres. Pero hay que tener en cuenta que las bolsas de sangre tienen una capacidad de 450 ml., que es la cantidad máxima que se puede extraer a una persona con peso inferior a 50 Kg.

7. MITO: El proceso es doloroso.

El umbral del dolor es distinto en cada persona, pero la realidad es que el proceso causa una mínima molestia. Tanto el material de extracción como el personal sanitario están especialmente preparados para causar el menor daño.

8. MITO: ¿Me puedo contagiar el VIH por donar sangre?

Totalmente FALSO. No se puede contagiar NINGUNA ENFERMEDAD por hacer una donación de sangre. Todo el material que se emplea en la donación es nuevo, de un sólo uso y totalmente estéril. Además, el personal que lo realiza es altamente especializado para ello.

9. MITO: El cuestionario previo es «incómodo».

Este cuestionario es obligatorio porque sirve para determinar la calidad de tu sangre. Por eso se realizan preguntas “incómodas” acerca de relaciones sexuales y el uso de drogas; pero en la entrevista únicamente están presentes el donante y el facultativo, y existe un importante código ético y de privacidad en el encuentro.

10.MITO: Donar sangre adelgaza o engorda.

Donar sangre no altera el peso corporal. En una donación se entre 400 y 450 ml de sangre; una cantidad que no provoca ningún tipo de cambio en el cuerpo humano.

11. MITO: Donar sangre debilita.

En 24 horas, nuestro organismo ha recuperado el volumen de líquido que tenía antes de la donación y se encuentra en condiciones normales. Antes de ese tiempo, deberemos evitar realizar actividades peligrosas que requieran esfuerzos físicos elevados.El nivel de plaquetas tardaremos en igualarlo 72 horas y el nivel de hematíes 2 meses.

12. MITO: No se debe fumar ni beber alcohol antes de donar.

En el caso del tabaco, antes de la donación no influye. Después de ésta, se recomienda esperar al menos dos horas para evitar mareos.El consumo de alcohol antes de la donación sí puede contraindicar la misma, dependiendo de cuándo y cuánto se haya consumido. Después de donar, hay que esperar dos horas antes de ingerir bebidas alcoholicas.

13. MITO: Las embarazadas no pueden ser donantes.

Las mujeres embarazadas, en período de lactancia, o durante los seis meses siguientes de dar a luz no pueden donar sangre, porque pierden muchos nutrientes amamantado al bebé y deben cuidarse.

14. MITO: No se puede donar si has tomado medicamentos.

Depende del medicamento y la razón por la que se esté tomando. Por ejemplo, el consumo de Aspirina y antinflamatorios, permite la donación; en el caso de los antibióticos se debe esperar 15 días desde su consumo.

15. MITO: Los hipertensos no pueden donar sangre.

Es falso; pueden donar incluso si están tomando medicación: sólo deben estar correctos los niveles en el momento de la donación.

16. MITO: No puedes donar sangre después de una operación quirúrgica.

Se debe esperar una semana en el caso de cirugía menor, y cuatro meses en el caso de cirugía mayor.

17. MITO: Se pierde mucho tiempo donando sangre.

El tiempo necesario para rellenar el formulario de autoexclusión, realizar la entrevista médica, completar el proceso de extracción y dedicar unos minutos a recuperarse. En total, dedicaremos aproximadamente entre 20 – 30 minutos.

18. MITO: Los hombres pueden donar más a menudo que las mujeres.

Se puede donar sangre con un intervalo mínimo de 2 meses. Los hombres pueden donar hasta 4 veces en un año natural, y las mujeres 3. Esta diferencia no es discriminación, sino para compensar las pérdidas que tienen las mujeres por la regla.

19. MITO: No se puede donar sangre si has padecido la hepatitis.

Sí se puede donar en el caso de la Hepatitis A. Pero NUNCA en el de la hepatitis B ni en la C.

La sangre no se transfunde tal y como se obtiene del donante, sino que se utilizan sus distintos componentes por separado en función del tipo de enfermo al que vaya destinado. En primer lugar se determina el grupo ABO y el Rh, para después proceder a realizar una serie de análisis sistemáticos y rigurosos que garanticen la calidad del producto. Una vez analizada se fracciona, obteniendo los diferentes componentes. Estos se utilizan para el tratamiento de distintas enfermedades, como la anemia, leucemia, hemofilia falta de defensas… también se usa en el tratamiento de enfermos de cáncer, ante hemorragias, en la elaboración de medicamentos y otros actos médicos como trasplantes e intervenciones quirúrgicas. Diariamente los, hospitales solicitan a los bancos de sangre las cantidades de los diferentes componentes sanguíneos de acuerdo con las necesidades existentes. Estos deben reservar unas cantidades que cubran posibles urgencias.

Fuente: Cruz Roja Española

 

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Reduzca el consumo de sal”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...