Bienestar y Prevención 47

Las células de grasa y su beneficiosa función para el organismo

Un trabajo publicado recientemente por la revista Science, certifica el papel de protección del organismo que asumen estas células.

Un trabajo publicado recientemente por la revista Science, certifica el papel de protección del organismo que asumen estas células.

De la Redacción de TV Sana

Las células de grasa, también llamadas células adiposas, adipocitos o lipocitos, son aquellas que forman el tejido adiposo y se encuentran debajo de la piel. Son células de forma redondeada, con un contenido lipídico que representa el 95% del peso celular y que integra el elemento constitutivo del tejido graso. Su característica fundamental es la de  almacenar una gran cantidad de grasas (triglicéridos), que, en el caso de los adipocitos del tejido adiposo blanco (el más abundante en el organismo humano adulto) se agrupan conformando una gran gota que ocupa la mayoría de la célula, desplazando de este modo al resto de orgánulos a la periferia de la célula.

Más allá de esta definición de manual acerca de las células de grasa, estas producen unas proteínas que protegen y defienden a los seres humanos de las bacterias y de los agentes patógenos (todo agente que puede producir alguna enfermedad o daño a la biología de un ser humano, de un animal o de un vegetal), así lo corrobora un estudio recientemente publicado por la prestigiosa revista Science. Richard Gallo, jefe de dermatología de la Universidad de California, ubicada en la ciudad de San Diego, quien estuvo al frente de la investigación, explicó que hasta ahora no se conocía el papel que desempeñaban estas células en la tarea de protección del organismo. “Hasta el momento -comentó Richard Gallo- se pensaba fehacientemente que una vez que la barrera de la piel se rompía, la responsabilidad de proteger el organismo de las infecciones recaía sobre los glóbulos blancos, como los denominados “neutrófilos” y los “macrófagos”. Sin embargo, se necesita tiempo para que estas células protejan la zona herida o lastimada, por lo tanto, mientras las nombradas se preparan para actuar las células de la grasa cutánea (de la piel) asumen un papel proteccionista. “Con este trabajo -agregó con énfasis el científico de la Universidad de California- logramos demostrar que las células madre de la grasa son las que en realidad se encargan de proteger nuestro organismo.”

Comentar

Registrate y Obtené Beneficios

Registrate

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Reduzca el consumo de sal”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...