El 10 de mayo se celebra el Día Mundial del Lupus, una enfermedad desconocida en muchos aspectos para pacientes y para los profesionales de la medicina que luchan día a día por descubrir una cura para esta enfermedad que afecta al sistema inmunitario. Aquí tienes diez preguntas y diez respuestas que te pueden ayudar a conocer y comprender mejor el Lupus.

¿Qué ocurre en enfermedades autoinmunes como el Lupus?

El sistema inmunitario está diseñado para proteger y defender al organismo de intrusos extraños (bacterias, virus). Es el sistema de seguridad de tu organismo. Contiene muchos tipos diferentes de células, algunas actúan como “guardias de seguridad” y están constantemente “patrullando”, buscando intrusos. Cuando encuentran uno, se ponen en acción y lo eliminan.

En el Lupus, por alguna razón que desconocemos, el sistema inmunitario pierde la habilidad para diferenciar a los intrusos de las células o tejidos sanos de la persona. Así básicamente, los “guardias de seguridad” identifican erróneamente a las propias células como extrañas (antígenos) y entran en acción para eliminarlas. Parte de su respuesta consiste en llevar anticuerpos a la zona para que se adhieran a los antígenos (cualquier cosa que el sistema inmunitario considere no propio o extraño) y forman complejos inmunológicos. Estos complejos inmunológicos ponen en marcha una serie de eventos que producen inflamación en la zona. Estos complejos inmunológicos pueden viajar a través del torrente sanguíneo y alojarse en tejidos distantes causando inflamación allí.

¿ Cuáles son los síntomas del Lupus?

Los síntomas del Lupus varían enormemente dependiendo del individuo y de la forma de Lupus que presente. La mayoría de enfermos no presentan todos los síntomas. Esta lista sólo sirve para alertar a la gente y dar pistas que puedan indicar la presencia de Lupus en una persona no diagnosticada:

  • Articulaciones doloridas e inflamadas.
  • Fiebre persistente por encima de los 38 grados.
  • Fatiga extrema prolongada.
  • Erupciones cutáneas, incluyendo las alas de mariposa en pómulos y nariz.
  • Dolor en el pecho al respirar.
  • Anemia.
  • Exceso de proteína en la orina.
  • Sensibilidad al sol o a la luz ultravioleta.
  • Pérdida del cabello.
  • Problemas de coagulación de la sangre.
  • Coloración blanca o azul de los dedos con el frío.
  • Convulsiones.
  • Úlceras bucales o nasales duraderas.

Tipos de Lupus

Existen cuatro tipos de Lupus.

  1. Lupus Eritematoso Cutáneo – solo afecta a la piel. Existen varios tipos de Lupus cutáneo: el LE Cutáneo Crónico (LECC), que a veces es llamado también Discoide, el LE Cutáneo Subagudo (LECS) y el LE Cutáneo Agudo (LECA)
  2. Lupus Eritematoso Sistémico (LES) – ataca a muchos sistemas en el organismo, como la piel, articulaciones, pulmones, sangre, vasos sanguíneos, corazón, riñones, hígado, cerebro y sistema nervioso.
  3. Lupus Inducido por Medicamentos – puede desarrollarse después de la toma de ciertos medicamentos. Los síntomas desaparecen en pocas semanas o meses al interrumpir el tratamiento.
  4. Lupus Neonatal – es una afectación rara en el feto y recién nacido. No es lo mismo que el LES.

¿Es el Lupus una enfermedad mortal?

El Lupus no es una enfermedad mortal universal. De hecho, con un seguimiento cercano y un tratamiento adecuado, más del 90% de enfermos tienen una expectativa de vida normal. El Lupus varía en grado e intensidad. Existen casos leves, moderados y casos severos de Lupus que son más difíciles de tratar y controlar.

¿Es el Lupus hereditario?

Sospechamos (aunque no tenemos pruebas científicas) que las personas heredan algo de sus padres que las predispone a desarrollar Lupus. No están necesariamente destinados a desarrollar Lupus pero pueden ser más susceptibles. Por el momento, no existen tests genéticos que determinen quién es susceptible de padecer Lupus y quién no.

¿Quién tiene Lupus?

El Lupus puede aparecer a cualquier edad y en cualquier sexo. Nueve de cada 10 personas con Lupus son mujeres. El Lupus golpea a las mujeres durante su edad fértil (15 a 44 años) de 10 a 15 veces más frecuentemente que a los hombres.

¿Está el Lupus relacionado con la contaminación o los productos tóxicos?

No lo sabemos. La causa del Lupus y de otras enfermedades autoinmunes es todavía desconocido. No se han determinado los papeles que juegan la genética y los factores medioambientales en el desencadenamiento del Lupus. El Instituto Nacional de la Salud americano ha creado el Instituto Nacional de las ciencias de la Salud Medioambiental para estudiar temas relacionados con el medioambiente y la salud.

¿Las hormonas juegan un algún papel en el Lupus?

No lo sabemos con seguridad. Hay muchos relatos personales (informes anecdóticos) que indican la aparición de Lupus durante el embarazo, el ciclo menstrual, los usos de contraceptivos orales o de terapia hormonal sustitutiva. El Lupus afecta a muchas más mujeres que hombres, así que quizás las hormonas jueguen un papel, influenciando el sistema inmunitario.

¿Por qué el Lupus Sistémico es tan difícil de diagnosticar?

Existen muchas razones para ello:

  • Es una enfermedad multisistémica. Para que una enfermedad de este tipo pueda ser diagnosticada tienen que existir síntomas en muchas partes del cuerpo y material de laboratorio que apoye la presencia de una enfermedad multisistémica.
  • Es una enfermedad que no se desarrolla rápidamente, sino que evoluciona despacio en el tiempo. Los síntomas van y vienen y, generalmente, lleva bastante tiempo acumular suficientes síntomas como para indicar la presencia de una enfermedad multisistémica.
  • Es conocida como la Gran Imitadora, porque imita a muchas otras enfermedades.
  • No existe un único test para el diagnóstico. De hecho, muchas personas pueden dar positivo en un test del Lupus, especialmente el de anticuerpos antinucleares, y no padecer la enfermedad.

Estoy diagnosticada de Lupus Sistémico. ¿Hay algo que deba o no deba hacer en cuanto a nutrición y ejercicio?

No existe una dieta para el Lupus. Se podrían considerar las dietas para enfermos del corazón o de cáncer. Estas dietas están suficientemente investigadas y tienen componentes comunes, son bajas en grasa, en sodio y en azúcares refinados y ricas en fibra. Son equilibradas e incluyen las proporciones adecuadas de todos los grupos de alimentos. Sin embargo, si llegas a la conclusión de que un alimento en concreto empeora los síntomas de tu Lupus, evítalo. Los brotes de alfalfa son de la familia de las legumbres y contienen un aminoácido llamado L-canavanina. Este puede estimular el sistema inmunitario en enfermos de Lupus e incrementar la inflamación. Otras legumbres tienen concentraciones mucho más bajas de L-canavanina y su consumo es seguro. Revisa las etiquetas de los productos alimentarios, pues la alfalfa se usa como ingrediente en muchos productos.

Vitaminas – De manera general, el uso de multivitaminas es razonable, pero debe evitarse el exceso de vitaminas que es potencialmente peligroso.

Ejercicio – Especialmente cuando los síntomas del Lupus no son muy pronunciados, se aconseja el ejercicio físico, como nadar, andar en bici y otras actividades aeróbicas. El ejercicio debe ser moderado y debe evitarse la extenuación. El ejercicio regular te ayudará a funcionar, a controlar la fatiga y te dará una sensación de bienestar.

Fatiga – Cuando el Lupus está activo, la fatiga hace acto de presencia. Es importante reconocerla y así proporcionar al cuerpo el descanso necesario. Durante un brote es esencial descansar lo suficiente. Puedes incluir la siesta durante el día, modificar tu agenda y reestructurar tus prioridades. Para conseguir realizar todas tus tareas diarias debes aprender a controlar la fatiga. El ejercicio aeróbico regular puede ayudarte a hacerlo pero evitando siempre el ejercicio extenuante, especialmente si se tiene fiebre o el Lupus está muy activo.

Sueño – Se debe dormir abundantemente, sobre todo de noche, pero a medida que el brote desaparece, se reducirá el tiempo de sueño gradualmente para volver a una vida normal. Las pequeñas siestas son muy recomendables para acabar con el exhausto día.

Medicación – Toma los medicamentos conforme a las indicaciones de tu médico, e infórmale si detectas algún efecto secundario. Asegúrate de que comprendes los efectos deseados de cada medicación para así saber si realmente te están haciendo efecto. Si después del tiempo estipulado, no notas ninguna mejoría, házselo saber a tu médico.

Horario de Trabajo – Unos enfermos de Lupus pueden trabajar a jornada completa sin ningún problema, otros tienen que reducirla a media jornada y algunos no pueden trabajar en absoluto y solicitan y consiguen la invalidez permanente.

fuente: http://revistasaludhable.com/

Etiquetas:

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Reduzca el consumo de sal”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...