X

¡Registrate Ahora!

¡Registrate gratis!
Accedé a los beneficios,
y descargá la ficha digital con:

- Guía de autoexamen
- Consejos cómo cuidarse


Por la presente autorizo a Tvcrecer S.R.L a utilizar mis datos de modo confidencial para informarme de campañas promocionales que considere de mi interés. Los datos serán incluidos en una base de datos de Tvcrecer S.R.L con domicilio en Blanco Encalada 193 of: 67 y serán tratados con absoluta confidencialidad únicamente para los fines aquí descriptos. Se me informa que podré ejercer en cualquier momento derecho de acceso y solicitar la rectificación, actualización, inclusión o supresión de los datos, mediante una comunicación escrita a Blanco Encalada 193 of: 67 o al email info@tvcrecer.com. También podré ejercer en cualquier momento el derecho de bloqueo o retiro de los datos de dicha base. Se considerará legítimo el tratamiento de los datos hasta no se reciba dicha comunicación escrita.

¿Sabías qué por pertencer a esta comunidad, contás con todos estos beneficios.?*

Para obtener mayor información comunicate al 011 47660874.

¡Registrate gratis!

Y empezá a disfrutarlos
desde este momento.

Prótesis y accesorios ortopédicos fabricados con impresoras 3D

De la redacción de Tvsana 

Los primeros experimentos han sido exitosos, no obstante hace falta un  desarrollo mayor para no crear falsas expectativas en la solución de problemas o cura definitiva de enfermedades.

Los avances tecnológicos no dejan de sorprender. En todo sentido y en todos los campos. Por esa razón, que la fabricación de prótesis y accesorios ortopédicos (entre una gran variedad de objetos) se haya convertido en una realidad tangible es como tocar un futuro que parecía imposible de alcanzar. Y a partir de este enorme paso dado por la ciencia, se presentan un montón de oportunidades y posibilidades, impensadas hace pocos años, capaces, entre otras cosas, de mejorar ostensiblemente la calidad de vida de la gente. Porque mediante una impresión 3D (tres dimensiones), es posible reproducir con exactitud una vértebra, una mano, piezas dentales, audífonos, etcétera, capaces de reemplazar a la original y a un costo mucho menor.

Estas impresiones ya son moneda corriente en la industria automotriz, donde se reproducen autopartes. Y en la medicina ya han producido ejemplos exitosos, como la creación de una bóveda craneal de plástico para una joven de 22 años, en la localidad holandesa de Utrecht; o la fabricación en Buenos Aires, por medio de un estudiante de ingeniería, de una mano para que un chico (Felipe, de 11 años) pudiera volver a jugar y hacer todos los movimientos que permite esta extremidad.

La salida a la luz de la noticia impactó fuerte. Sin embargo es preciso ir despacio y con cautela, aconsejan los mismos hombres de ciencias. ¿Por qué? Porque cualquiera sea la prótesis o el accesorio a desarrollar, este debe ser aprobado por los organismos de control pertinentes para que pueda ser utilizado en pacientes. Y si bien las impresiones en 3D son una realidad, recién estamos presenciando los resultados de los primeros experimentos y no es bueno crear expectativas a cerca de  posibles soluciones a enfermedades o algún otro tipo de problema, sobre todo si surge alguna dificultad o inconveniente en el desarrollo de determinado objeto.

La llamada bioseguridad también constituye un punto importante a tener en cuenta. El material a utilizar en la creación de determinada pieza o prótesis debe ser compatible con el resto de las partes del organismo, para que este no la rechace o no genere un problema extra. En piezas blandas, que son en teoría las más sencillas de reemplazar, podrá utilizarse el plástico (o algún derivado), y en huesos, donde se necesitan materiales más rígidos, funcionaría mejor el titanio, de hecho algunos huesos de personas, afectados por tumores, fueron extraídos y reemplazados por otros artificiales del material mencionado.

No se trata de hombres nucleares, ni mujeres biónicas. Tampoco de hombres robot, tipo Terminator. Se trata de la tecnología, que avanza, avanza y nos permite tocar ese futuro que parecía imposible de alcanzar.

 

Registrate

 

También te podría interesar

Arriba