Leucemia:

Las células sanguíneas son producidas por la médula ósea. A medida que se dividen y maduran, se transforman en células sanguíneas de diferentes tipos. Cuando una de las células que va a formar glóbulos blancos cambia y se convierte en una célula de leucemia, ya no madura normalmente. Generalmente, se divide más rápido de lo normal. Las células leucémicas no mueren cuando deberían hacerlo, sino que se acumulan en la médula ósea reemplazando a las normales. En algún momento, éstas salen de la médula ósea y entran al torrente sanguíneo, causando un aumento en el número de glóbulos blancos en la sangre.

Existen dos tipos principales de leucemia: agudas y crónicas. Éstas, a su vez, se subdividen en mieloide o linfoide. Las agudas, como la leucemia linfoblástica aguda (LLA) o la Leucemia mieloide aguda (LMA), se caracterizan por una progresión rápida y descontrolada, afectando principalmente a las células primitivas o inmaduras, con acumulación de las mismas en la médula ósea y sangre periférica. Estas células inmaduras no pueden llevar a cabo sus funciones normales. Las leucemias agudas requieren un tratamiento de inmediato.

En las leucemias crónicas, como la leucemia mieloide crónica (LMC) y leucemia linfocítica crónica (LLC), el crecimiento de las células es progresivo y más lento, permitiendo la proliferación de mayores cantidades de células más desarrolladas. En general, estas células más maduras pueden desempeñar algunas de sus funciones en forma normal.

• Leucemia Linfocítica Crónica: representa el 30% de los casos de esta patología.
• Leucemia Linfoblástica Aguda: más común en menores de 5 (11% de las leucemias).
• Leucemia Mieloide Crónica: corresponde al 11,5%.
• Leucemia Mieloide Aguda: la más común de las leucemias en adultos (36%).
• Otros: corresponde al 11%.

LLC:

La Asociación ALMA destacó los grandes pasos que se dieron en la última década en el abordaje de la leucemia linfocítica crónica (LLC), una de las enfermedades oncohematológicas sobre las que más se ha avanzado recientemente. Desde la decodificación del genoma humano y un mejor entendimiento del funcionamiento de los genes en el organismo, se logró identificar las alteraciones moleculares que estaban involucradas en su aparición, por lo que se desarrollaron tratamientos específicos que aportaron una esperanza para estos pacientes.

Las terapias dirigidas o ‘de blanco específico’ atacan directamente a las células malignas, mientras que las opciones tradicionales, como la quimioterapia, suelen afectar a todas las células, generando una mayor toxicidad. De esta manera, las drogas de última generación ocasionan menos efectos adversos, reduciendo el impacto negativo en la calidad de vida.

Qué alteración genética presenta cada paciente es un factor determinante para conocer cómo abordar mejor el cuadro y prever la evolución que tendrá la enfermedad. Por lo tanto, llevar adelante el estudio molecular luego del diagnóstico, para acceder a esa información, es fundamental para el pronóstico y estrategia de abordaje de la LLC .

Algunos de los factores más influyentes para lograr sobrellevar la leucemia de la mejor manera son el sostén de los seres queridos, el acceso a información y la actitud positiva. Con estos tres pilares, el paciente se encuentra fortalecido para afrontar el tratamiento y superar la situación.
La Organización Mundial de la Salud sostiene que con alimentación saludable, actividad física, evitando el tabaquismo y con una adecuada exposición al sol puede prevenirse al menos un tercio de todos los casos de cáncer. Por este motivo, llevar una vida con hábitos saludables es de vital importancia para la prevención del cáncer.

Fernando Piotrowski, Director ejecutivo de A.L.M.A. Asociación Leucemia Mieloide Argentina

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“¿Sos mayor de 65? vacunarte contra la neumonía”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...