Las grasas son una parte muy  importante de nuestra dieta, pero algunas grasas son más saludables que otras. 

Las grasas se usan para almacenar energía,  fabricar hormonas,  transportar y permitir la absorción de las vitaminas A, D, E y K, y  para envolver todas y cada una de las células de nuestro cuerpo, incluso las neuronas con todas sus prolongaciones.

A las Grasas podemos clasificarlas en 3 grupos:

1) GRASAS SATURADAS, 2) GRASAS TRANS,  y  3) GRASAS INSATURADAS (familia omega 3, 6 y 9).

1) Las GRASAS SATURADAS: son las que comemos en la carne de vaca, cerdo, cordero y pollo, los lácteos como la leche, manteca, quesos y huevos, y en los aceites tropicales como el de coco y de palma.

2) Las GRASAS TRANS: son aceites vegetales insaturados modificados por la industria y saturados (hidrogenados) para hacerlos sólidos.  Se encuentran en muchos alimentos como la margarina,  snacks, fritos, empanizados, pasteles, masas para tartas y productos comerciales horneados. Muy económicas y estables se emplearon en toda la industria de la alimentación hasta que se demostró su efecto negativo en nuestra salud. Las grasas trans aumentan el colesterol LDL (malo) y  reducen el colesterol HDL (bueno), generando fenómenos de arteriosclerosis en las arterias de nuesto corazón, cerebro y arteria aorta.  También favorecen el aumento de peso y la diabetes.

3) Las GRASAS INSATURADAS:  conocidas como los aceites Omega 3, 6 y 9.  Son “Esenciales”  porque no las fabricamos, e “Imprescindibles”  para nuestra salud.

El Omega 9 está en las aceitunas y evita tener barriga.

Los aceites Omega 6 son importantes para regular la producción de energía, así como la salud ósea, de la piel y el cabello.

Los aceites Omega 3 se caracterizan por ser protectores de los vasos sanguíneos, el corazón y nuestro cerebro.

Pero es fundamental una relación armónica y correcta entre los ácidos grasos omega-6 y omega-3, entre 1:1 y 4:1.  La realidad de la típica dieta occidental tiene una relación de 20:1.  Este desequilibro entre grasas beneficiosas nos  lleva a serios problemas de salud.

Conclusión: algunas grasas son necesarias e imprescindibles y otras son perjudiciales. Pero también es importante respetar las cantidades y proporciones,  de cada tipo de grasa en nuestra alimentación.

Dr. Alejandro G. Andersson
Médico Neurólogo MN: 65.836

Fuentes:
“Fundamentos de bioquímica metabólica” Teijón, José María, 2009
“Bioquímica médica. 5ª Edición” 2019, John W Baynes, PhD and Marek H. Dominiczak, Dr, Hab, Med, FRCPath

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Reduzca el consumo de sal”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...