La inactividad física es uno de los principales factores de riesgo de padecer enfermedades no transmisibles, como las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, el sobrepeso, la obesidad y la diabetes, convirtiéndose en uno de los principales factores de riesgo de mortalidad a nivel mundial.

La Organización mundial de la Salud afirma que a nivel mundial, uno de cada cuatro adultos y más del 80% de la población adolescente no tienen un nivel suficiente de actividad física. De ésta manera, en un día como hoy en el que se conmemora el día de la Actividad Física a nivel mundial, invitamos a la población a recapacitar acerca de los beneficios que realizarla otorga a nuestra salud, entre los que podemos destacar:

 1. Ayuda a mantener la masa muscular que se pierde con la edad.

2.  Ayuda a lograr una pérdida de peso si se combina con un plan de alimentación adecuado.

3.  Aumenta el colesterol HDL (colesterol bueno).

4.  Contribuye a preservar las funciones mentales (comprensión, memoria, concentración).

5.  Disminuye los valores de colesterol LDL (malo) y triglicéridos.

6.  Mejora la función cardiorespiratoria y muscular.

7.  Mejora la salud de los huesos, aumenta la flexibilidad articular, permite la conservación del equilibrio y la coordinación.

8.  Mejora los valores de presión arterial.

9.  Prolonga la vida y mejora la calidad de los años por vivir.

10.  Previene el desarrollo de enfermedades como diabetes mellitus, hipertensión arterial, dislipemia, obesidad, enfermedad cardiocerebrovascular, osteoporosis, cáncer de colon y mama.

11.  Reduce el estrés, mejora el estado de ánimo.

Por todos éstos beneficios, es que previo a realizar una consulta médica, en la cuál se realice la aptitud para la realización de ejercicio físico, se estimule a la población a realizar un plan de actividad física adaptado a las necesidades de cada persona, pero principalmente que se flexibilice a la forma de vida de cada individuo, logrando instaurar un cambio que sea paulatino, progresivo y sostenible en el tiempo. Ya que se ha demostrado que las rutinas de ejercicios que modifican radicalmente la vida del paciente, no son fáciles de cumplir de inicio sin un establecimiento progresivo de actividad.

En éste punto es importante destacar que en el término «actividad física» no solo se incluyen los ejercicios planificados, como la natación, el ciclismo, el tenis, etc., sino que también se refiere a una amplia variedad de actividades y movimientos que incluyen actividades cotidianas, tales como caminar, bailar, subir y bajar escaleras, tareas domésticas, de jardinería y otras. Esto implica que en todos aquellos que aún no han logrado el establecimiento de una rutina diaria de ejercicios, pueden comenzar paulatinamente, realizando actividades que les guste y sumando actividad a su vida.

En un día como hoy, mi mayor deseo es que puedan realmente concientizarse acerca de la importancia de realizar ejercicio físico, pero también de la gran necesidad que tenemos todos de promover nuestro autocuidado físico y mental promoviendo una mayor expectativa de vida. Pero además, es importante lograrlo mediante pautas posibles de cumplir, que no terminen como la mayoría de las grandes medidas mágicas y transitorias que finalmente nadie puede terminar de instaurar y de sostener.

La idea es disfrutar de una actividad que implique movimiento en sus diversas formas, adaptándola a nuestra funcionalidad, preferencias y haciéndola sostenible en el tiempo, una vez cumplido ese paso pasaremos a la etapa de sumar ejercicio planificado.

Por la Dra. Virginia Busnelli, (MN 110351), médica especialista en nutrición y directora del Centro de endocrinología y nutrición CRENYF.

Etiquetas:

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Reduzca el consumo de sal”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...