El hipotiroidismo autoinmune, conocido como enfermedad de Hashimoto, es la causa más frecuente de hipotiroidismo, constituyendo una de las enfermedades órgano-específicas que afectan aproximadamente al 5% de la población, son más frecuentes en mujeres que en hombres. Aunque aún se desconocen todas las causas que la desencadenan, se ha demostrado recientemente que deriva de la interacción de una predisposición genética con factores ambientales desencadenantes.

¿Cómo?

Las comunidades de microorganismos residentes en las mucosas y la piel constituyen la principal barrera de defensa contra enfermedades. Los cambios medioambientales, el consumo de alimentos que en su proceso de producción utilizan químicos y fármacos, el uso indiscriminado de antibióticos de venta libre, han tenido impacto sobre la microbiota intestinal provocando el síndrome del intestino irritable. El pasaje de moléculas alimentarias, toxinas y fármacos al torrente sanguíneo a través de la mucosa intestinal, tiene un impacto negativo sobre el sistema inmune generando las reacciones autoinmunes, como lo es el hipotiroidismo autoinmune o Hashimoto.

Hashimoto y fertilidad

Esta tiroiditis es desencadenada por anticuerpos que están dirigidos contra moléculas presentes en hongos y bacterias que se parecen mucho a la estructura de la tiroides. Debido a una infección o al daño de la mucosa intestinal que deja pasar estas moléculas, se pueden generar estos anticuerpos que por mimetismo atacan la glándula produciendo su hipofuncionalidad (hipotiroidismo).

Más allá del impacto que pueda tener el hipotiroidismo per se, sobre la salud reproductiva, en el autoinmune, los anticuerpos generados contra la tiroides pueden ser parte de un síndrome poliglandular que puede afectar no solo a la glándula tiroides sino también al ovario y por lo tanto a su función, así como la funcionalidad del páncreas en el metabolismo de la insulina. Es por eso que muchas pacientes con esta autoinmunidad presentan resistencia a la insulina o falla ovárica asociadas.

Es el estado de inflamación crónica, que precede o acompaña a las enfermedades crónicas, como las autoinmunes, puede provocar también daño en los vasos sanguíneos del endometrio afectando su funcionalidad y por ende su receptividad pudiendo participar en la falla de implantación, en abortos o en distintas patologías del embarazo. Es por ello que es importante en el contexto de una falla reproductiva, tratar el Hashimoto integralmente intentando mejorar la causa con dietas, prebióticos y aminoácidos que restablezcan el equilibrio de la microbiota, la funcionalidad del intestino y eventualmente disminuir la producción de anticuerpos.

Es el rol de la medicina preventiva y personalizada poder hallar la causa y reeducar nuestra microbiota con cambios de habito de calidad de vida.

Es el rol de la comunidad aceptar que las células humanas que nos forman están en menor número que los microbios que constituyen nuestra flora y nos mantienen sanos. En lugar de ganar la batalla por la conquista de nuestro cuerpo a los microbios, deberíamos aprender a reconocer los que son parte de nuestra salud.

fuente: www.halitus.com

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Reduzca el consumo de sal”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...