Gracias a nuestro cerebro tenemos la capacidad de pensar, sentir, tomar decisiones y también recordar.

Es en esta última acción en la que muchas personas sienten que su cerebro empieza a fallar, en los recuerdos, es decir, en la memoria.

La memoria es fundamental para nosotros, gracias a ella conservamos los conocimientos que nos ayudan a desenvolvernos de manera correcta por el mundo y tenemos la historia de nuestra vida.  Sin memoria no hay experiencia.

Por eso y con el fin de tener una buena memoria es totalmente necesario cuidar nuestro cerebro. 

Esto significa: Cuidar las neuronas y la circulación cerebral.

1) Las neuronas necesitan:

  • Estimularse con la actividad intelectual, física, social y emocional. 
  • Sueño adecuado para reponerse y prepararse para el próximo día. 
  • Bajo nivel de stress. 
  • Nutrientes de calidad. 

2) El cerebro representando solamente el 2% de nuestro peso corporal recibe 1 litro de sangre arterial/minuto y consume el 25% del oxígeno que respiramos. Los accidentes cerebrovasculares o ataques cerebrales son el resultado de la falla de este sistema vascular.  Debemos cuidar nuestras arterias cerebrales tanto como las arterias de nuestro corazón.

¿Y si cumplo con todo esto hay ejercicios, actividades o TIPS para mejorar mi memoria y rendimiento?

Profundicemos esto:

  • Sé una persona activa: evita la pasividad y realiza actividades que te hagan sentir que el día valió la pena.
  • Sé independiente. No dejes que los demás te ayuden en todo.
  • Arma una agenda de papel o electrónica planificando y organizando las actividades de cada día de la semana.
  • Si vamos a realizar una actividad particular como hacer las compras apuntar la lista de cosas que traeremos ejercita el cerebro. Sé organizado.
  • Aprende algo nuevo todos los días: Nunca hay que perder la curiosidad de saber más.
  • Evita la monotonía: Introduce novedades en tu día a día.
  • Mantén tu entorno ordenado
  • Estimula todos tus sentidos, oliendo flores, escuchando música clásica, viendo paisajes u  obras de arte.  
  • Cuida tus sentidos: Usar anteojos, audífonos, u operarse de cataratas, y todo lo que sea necesario para ver nítidamente y escuchar adecuadamente es importante.
  • La interacción social es crucial, nos obliga a mantenernos activos, a buscar recuerdos, argumentos y utilizar el lenguaje y a poner en marcha nuestro pensamiento.
  • El buen humor y la risa mantienen el cerebro más sano.
  • Cuida tu capacidad de concentración. Descansa las horas suficientes. Es fundamental dormir las horas necesarias para que nuestro estado mental sea muy lúcido y mantenga la atención.
  • Leer es tremendamente importante y útil, la lectura ayuda con los problemas de memoria estimulándola
  • Escribir a mano puede ayudarnos a memorizar.
  • Resumir en pocas palabras o frases lo leído o visto, si es una obra de teatro o cine, ejercita nuestra comprensión, análisis, síntesis y memoria.
  • Los juegos de palabras: Actualmente hay muchos juegos que ayudan a la práctica del lenguaje ayudando para que no se nos olviden las palabras. Además de los juegos de palabra, los juegos de mesa también ayudan a estimular la mente.
  • Juega al ajedrez: Si hablamos de aumentar nuestra concentración, el ajedrez es el deporte rey. Este juego nos exige una gran capacidad de concentración para analizar cada situación que se produce en el tablero, tomar decisiones acertadas y anticiparnos a los movimientos del rival. Es una actividad perfecta para desarrollar ambas capacidades, además de nuestra habilidad para el razonamiento lógico y estratégico. También se puede recurrir a otros juegos de mesa.
  • Gestiona el stress. Para que nuestra mente pueda realizar una actividad cognitivamente demandante durante un rato, necesitamos gozar de un estado mental que no sea ni excesivamente relajado (que nos induciría al sueño y a la escasa retención de datos) ni excesivamente activo (en cuyo caso estaríamos tan nerviosos que simplemente no seríamos capaces de focalizarnos en una sola tarea).
  • Evita distracciones y encuentra un lugar adecuado. Cuando tratamos de concentrarnos en una tarea, es muy buena idea que intentemos evitar que estímulos externos e indeseados nos distraigan. Si estás estudiando, lo ideal es que lo hagas en silencio, con una luz adecuada, y por supuesto sin el televisor u otra distracción similar de fondo.  El ruido ambiental afecta a nuestro rendimiento Cuando menos ruidoso sea el entorno, más en forma estarán tus habilidades cognitivas. Si quieres focalizarte al 100% en una tarea, es buena idea que encuentres un espacio cómodo y sin distractores.
  • Dieta: No olvide mantener una dieta saludable. Coma frutas, hortalizas y frutos secos. Evite el consumo excesivo de azúcar. Utilice aceite de oliva. Coma más pescado, sobre todo pescado azul fuente de omega 3 de alta calidad. También es recomendado obtener este ácido graso por medio de suplementos dietarios, ya que es muy difícil lograr los niveles óptimos mediante la alimentación, nosotros te recomendamos aquellos que sean de origen vegetal que son ideales para alérgicos al pescado, ya que sus nutrientes se extraen de algas marinas.
  • Varios estudios demuestran que, cuando estamos trabajando en una tarea o estudiando, necesitamos realizar pausas periódicas, de unos 10 minutos, para despejar la mente y volver a «recargar» las baterías de nuestra concentración. No existe un umbral único, cada persona tiene sus propias habilidades y de ella depende fijar cuál es exactamente su máximo de tiempo que puede estar concentrada en una tarea.
  • Niños, adultos y ancianos: ¿valen estos consejos para todos? De forma genérica, estas estrategias y consejos para mejorar la concentración se pueden aplicar a cualquier edad.

Dr. Alejandro G. Andersson
Médico Neurólogo MN: 65.836

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Reduzca el consumo de sal”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...