Por Mariana C. Dércoli, Lic. Kinesiología y Fisiatría (M.N. 10476) de Prolosalud

Llega el fin de año, los meses de calor, y el tan ansiado verano. Una época de mucha presión física y emocional, donde muchas veces exponemos al cuerpo al máximo para lograr los resultados que no buscamos durante todo el año.

Muchos consideran la actividad física como el secreto para sentirse bien. De hecho, nuestro cuerpo está genéticamente diseñado para moverse y es por esa razón que el ejercicio físico regular es la “medicación” indicada para todas las personas para lograr un correcto funcionamiento del cuerpo. Incluso para que transitemos de mejor modo el tiempo y las patologías que nuestro cuerpo va vivenciando a medida que pasan los años.

Sin embargo, Argentina cuenta con la triste estadística de ser uno de los 20 países que menos actividad física realiza, según un reciente informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ocupando el puesto 18 de sedentarismo entre los 160 países investigados.

Ya no quedan dudas de los innumerables beneficios que presenta para la salud la actividad física regular:

1. Permite controlar el peso y ayuda a prevenir la obesidad.
2. Reduce el riesgo de enfermedades del corazón. Fortalece el corazón, mejora la circulación, ayuda a controlar la presión arterial y los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre.
3. Permite controlar los niveles de glucosa en sangre e insulina. Ayuda a reducir el riesgo de padecer o a controlar el Síndrome Metabólico y Diabetes tipo II.
4. Mejora la salud mental y el estado de ánimo. Ayuda a lidiar contra el stress.
5. Fortalece huesos y músculos.
6. Aumenta la flexibilidad, movilidad articular y flexibilidad.
7. Ayuda a controlar la postura.

Por todo esto, es de suma importancia que la rutina de ejercicio esté adaptada a cada persona, según su edad, capacidades y limitaciones. “Cada uno hace lo que pueda, lo mejor que pueda”. Los beneficios de la actividad física permanecerán mientras se continúe con la ejecución regular del ejercicio. Hay que lograr crear el hábito de moverse durante todo el año.

Recomendaciones para realizar actividad física durante la época de calor

1. Uso de ropa fresca y de colores claros.
2. Zapatillas deportivas con buena amortiguación.
3. Utilizar gorro y protector solar.
4. Elegir horarios de menor temperatura (mañana o tarde-noche).
5. Hidratarse antes, durante y después del ejercicio.
6. No realizar ejercicios en ambientes con temperaturas mayores a la temperatura corporal.
7. Ante síntomas de malestar, náuseas, mareos, dolor de cabeza, cansancio anormal, suspender la actividad.

¡Ya tenemos el secreto! Solo resta ponerlo en práctica.

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Reduzca el consumo de sal”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...