X

¡Registrate Ahora!

¡Registrate gratis!
Accedé a los beneficios,
y descargá la ficha digital con:

- Guía de autoexamen
- Consejos cómo cuidarse


Por la presente autorizo a Tvcrecer S.R.L a utilizar mis datos de modo confidencial para informarme de campañas promocionales que considere de mi interés. Los datos serán incluidos en una base de datos de Tvcrecer S.R.L con domicilio en Blanco Encalada 193 of: 67 y serán tratados con absoluta confidencialidad únicamente para los fines aquí descriptos. Se me informa que podré ejercer en cualquier momento derecho de acceso y solicitar la rectificación, actualización, inclusión o supresión de los datos, mediante una comunicación escrita a Blanco Encalada 193 of: 67 o al email info@tvcrecer.com. También podré ejercer en cualquier momento el derecho de bloqueo o retiro de los datos de dicha base. Se considerará legítimo el tratamiento de los datos hasta no se reciba dicha comunicación escrita.

¿Sabías qué por pertencer a esta comunidad, contás con todos estos beneficios.?*

Para obtener mayor información comunicate al 011 47660874.

¡Registrate gratis!

Y empezá a disfrutarlos
desde este momento.

cáncer de mama en el embarazo

Cáncer de mama en el embarazo

El cáncer de mama es una afección por la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de la mama, y en algunas ocasiones se presenta un cáncer de mama en mujeres embarazadas o que acaban de dar a luz.

Puntos importantes

  • Los signos de cáncer de mama incluyen una masa o un cambio en la mama.
  • Puede ser difícil detectar (encontrar) el cáncer de mama al comienzo del embarazo o en mujeres lactantes.
  • Los exámenes de las mamas deben formar parte de la atención prenatal y postnatal.
  • Para detectar (encontrar) y diagnosticar el cáncer de mama, se utilizan pruebas que examinan las mamas.
  • Si se encuentra un cáncer, se realizan pruebas para estudiar las células cancerosas.
  • Ciertos factores influyen en el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El cáncer de mama es una afección por la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de la mama.

La mama está compuesta de lóbulos y conductos. Cada mama tiene entre 15 y 20 secciones llamadas lóbulos. Cada lóbulo tiene muchas secciones más pequeñas que se llaman lobulillos. Los lobulillos terminan en docenas de bulbos extremadamente pequeños que producen leche. Los lóbulos, los lobulillos y los bulbos están conectados por tubos pequeños que se llaman conductos.
Cada mama también tiene vasos sanguíneos y vasos linfáticos. Los vasos linfáticos transportan un líquido casi incoloro que se llama linfa. Los vasos linfáticos transportan la linfa entre los ganglios linfáticos. Los ganglios linfáticos son estructuras pequeñas en forma de frijol que se encuentran en todo el cuerpo, filtran las sustancias en la linfa y ayudan a combatir infecciones y enfermedades. Hay racimos de ganglios linfáticos cerca de la mama en la axila (debajo del brazo), sobre la clavícula y en el pecho.

En algunas ocasiones se presenta un cáncer de mama en mujeres embarazadas o que acaban de dar a luz.

El cáncer de mama se presenta aproximadamente en 1 de cada 3000 embarazos. Se presenta con mayor frecuencia entre los 32 y los 38 años.

El cáncer de mama u otras afecciones pueden causar estos y otros signos. Consulte con su médico si tiene algo de lo siguiente:

  • Masa o engrosamiento en la mama o cerca de ella, o en el área debajo del brazo.
  • Cambio en el tamaño o la forma de la mama.
  • Hueco o arruga en la piel de la mama.
  • Pezón que se hunde.
  • Líquido que sale del pezón que no es leche materna; especialmente si está mezclado con sangre.
  • Piel con escamas, roja o hinchada en la mama, el pezón o la aréola (área oscura de piel que rodea el pezón).
  • Huecos en la mama parecidos a la cáscara de la naranja (se llama piel de naranja).

Leer también “Primeros síntomas de cáncer de colon: Mujeres”

Puede ser difícil detectar (encontrar) el cáncer de mama al comienzo del embarazo o en mujeres lactantes.

Por lo general, las mamas de las mujeres embarazadas, lactantes o que acaban de dar a luz crecen, son más grandes, están sensibles o grumosas. Esto se debe a cambios hormonales normales que se presentan durante el embarazo. Estos cambios pueden dificultar la detección de masas anormales pequeñas. La detección del cáncer de mama mediante una mamografía en mujeres con mamas densas resulta más difícil. Dado que estos cambios en las mama pueden demorar el diagnóstico, muchas veces el cáncer de mama en estas mujeres se detecta en un estadio más avanzado.
Los exámenes de las mamas deben formar parte de la atención prenatal y postnatal.

A fin de detectar el cáncer de mama, las mujeres embarazadas y lactantes deben examinar ellas mismas sus mamas. Las mujeres también se deben someter a exámenes clínicos de la mama como parte de sus controles prenatales y postnatales habituales. Hable con su médico si nota cualquier cambio en sus mamas que no esperaba o que le preocupa.
Para detectar (encontrar) y diagnosticar el cáncer de mama, se utilizan pruebas que examinan las mamas.

Se pueden utilizar las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Examen físico y antecedentes : examen del cuerpo para revisar el estado general de salud, e identificar cualquier signo de enfermedad, como nódulos o cualquier otra cosa que parezca inusual. También se toman datos sobre los hábitos de salud del paciente, así como los antecedentes de enfermedades y los tratamientos aplicados en cada caso.
  • Examen clínico de la mama (ECM): examen de la mama realizado por un médico u otro profesional de la salud. El médico palpará cuidadosamente las mamas y las axilas para detectar masas o cualquier otra cosa que parezca extraña.
  • IRM (imágenes por resonancia magnética): procedimiento en el que se usa un imán, ondas de radio y una computadora para crear imágenes detalladas de ambas mamas. Este procedimiento también se llama imágenes por resonancia magnética nuclear (IRMN).
  • Ecografía : procedimiento en que las ondas de sonido de alta energía rebotan en los tejidos u órganos internos y crean ecos. Los ecos forman una imagen de los tejidos del cuerpo que se llama ecograma. La imagen se puede imprimir para revisarla más tarde.
  • Mamografía : radiografía de la mama. Cuando se toma una mamografía, el riesgo para el feto es bajo. Las mamografías en mujeres embarazadas pueden parecer negativas aunque haya un cáncer.
  • Estudio bioquímico de la sangre : procedimiento por el cual se examina una muestra de sangre para medir las cantidades de ciertas sustancias que los órganos y tejidos del cuerpo liberan en la sangre. Una cantidad anormal (mayor o menor que la normal) de una sustancia puede ser signo de enfermedad.
  • Biopsia : extracción de células o tejidos para que un patólogo las pueda observar al microscopio y determinar la presencia de signos de cáncer. Si se encuentra una masa en una mama, se puede realizar una biopsia.

Ciertos factores influyen en el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento dependen de lo siguiente:

  • El estadio del cáncer (el tamaño del tumor y si está localizado solo en la mama o se diseminó a otras partes del cuerpo).
  • El tipo de cáncer de mama.
  • La edad del feto.
  • Si se presentan signos o síntomas.
  • La salud general de la paciente.

Les recordamos la importancia de los chequeos médicos, ante cualquier consulta visite a su médico de cabecera.

Leer también “Cáncer de piel, Melanoma: En promedio mueren más de 10 argentinos por semana”

Fuente: cancer.gov

 

Registrate

 

También te podría interesar

Arriba