Prepárate para una novedad que seguramente te va a sacudir: hacer dieta no adelgaza. Calma, sabemos que parece absurdo pero hay un gran estudio detrás de esta afirmación. La nutricionista y endocrinóloga Sophie Deram sabe que va a contra corriente de sus colegas de profesión, pero ella concluyó que las dietas son en realidad la causal más importante de alza de peso en las personas. Es decir que además de no adelgazar, las dietas engordan.

Expliquemos el problema: creemos que dejar el gluten, crear hábitos de alimentación saludable y consumir solo proteínas son decisiones que contribuyen a adelgazar. Pese a ello entre un 90 % y 95 % de quienes se someten a una dieta vuelven a su peso inicial o incluso lo superan, cifras más que impactantes sobre la sobre el sobrepeso en el mundo y el rol de las dietas.
En su nuevo libro El peso de las dietas, Sophie Deram (quien estudió en la Facultad de Medicina de la Universidad de San Pablo) concluye que la culpa del fracaso de las dietas está en el cerebro humano. «El cerebro no percibe la pérdida de peso como un éxito estético, sino como un peligro para el cuerpo. Por ello, toma medidas para proteger al organismo adaptando su funcionamiento con el fin de recuperar esos kilos».

secreto para adelgazar

Efecto rebote
Para poder adelgazar de forma saludable es necesario combinar una dieta balanceada con actividad física, algo que puede parecer simple pero que nuestro cerebro no logra comprender.

Según Anabel de Sales Silva, especialista del Centro Reichiano de Psicoterapia Corporal, es el cerebro quien controla esas primeras sensaciones que percibimos al comenzar una dieta,  “por eso los pensamientos son mucho más emocionales que racionales en esta etapa temprana”.

“En los obesos se puede identificar una obstinación en creer que es posible adelgazar de forma milagrosa pasando a llevar el funcionamiento fisiológico y bioquímico del cuerpo, aprovechando una gran variedad de métodos para adelgazar de forma fácil”,tal como explica Tadeu Baptista, uno de los líderes del Grupo de Estudios e investigaciones sobre el cuerpo, estética, ejercicio y salud de la Universidad Estatal de Goiás en Brasil.

El llamado «efecto yoyo» o rebote se genera por las variaciones del peso corporal. Es normal que una persona engorde entre 4 y 5 kilos por año, pero cuando alguien que perdió muchos kilos vuelve a retomar sus viejas costumbres alimentarias, «el efecto yoyo se hace aún más fuerte y perjudica los esfuerzos a la hora de buscar mantener un peso estable», según Claudia Cozer, coordinadora del Centro de Obesidad del Hospital Sirio Libanés en San Pablo.

Claudia Cozer continúa su explicación: «Cuando una persona alcanza su peso ideal, no puede retomar las costumbres alimenticias que tenía antes de adelgazar. Si bien no requiere una alimentación restrictiva, debe mantener cierto nivel de control».

Fuerza de voluntad para adelgazar

Tener autocontrol es justamente parte del problema: «Ante factores genéticos, ambientales y hormonales, lo que menos influye en mantener un peso saludable es la fuerza de voluntad de la persona,» dice Rosana Radominski de la Sociedad Brasileña de Endocrinologia y Metabologia (SBEM).

La mayorías de las veces no engordamos porque queremos, sino porque nuestro cuerpo y cerebro trabajan en conjunto para que el alza de peso ocurra naturalmente. «Cada persona tiene su punto de equilibrio en relación a su peso corporal y es el organismo el que determina cuál es», explica Rosana Radominski.

La industria del adelgazamiento

La fuerte presión por perder peso nos molesta por diferentes factores. Las modelos delgadas en televisión y chicos de cuerpos esbeltos que simbolizan la felicidad en publicidades nos hacen creer que necesitamos tener un cuerpo parecido para poder ser aceptados. Tadeu Baptista bautiza esta presión por estar delgados como «Industria del adelgazamiento».

La realidad es que tenemos una gran cantidad de información sobre cómo perder peso, pero en vez de ayudar genera un efecto contrario. En los últimos 40 años, la cantidad de personas obesas en el mundo pasó de 105 millones a 640 millones, un aumento de más del 600 %, según la revista científica Lancet.
La Asociación Brasileña para el Estudio de la Obesidad y el Síndrome Metabólico (Abeso) calcula que en Brasil el 50 % de las personas tiene sobrepeso incluyendo a los niños.

«La epidemia actual de obesidad se vincula con el consumo excesivo de calorías», explica Baptista. «Pero la obesidad es vista como una enfermedad autoinferida por parte de personas fuera de control y extremadamente complacientes con sí mismas».

Por lo tanto, imponer reglas y esforzarse en seguir una dieta no sirve para nada si el cuerpo no responde como se espera. Se hace necesario observar y conocer los límites y reacciones del organismo, ya que el cerebro se encarga de todo y no hay cómo impedir que siga al mando.

fuente: vix

Etiquetas:

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“¿Sos mayor de 65? vacunarte contra la neumonía”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...