Normalmente, la neumonía se asocia a los meses de frío, pero el neumococo es una bacteria que no da respiro en todo el año. Puede ocasionar cuadros severos y es una condición prevenible por vacunas, que están incluidas en el calendario obligatorio tanto para niños como para adultos mayores, o con enfermedades crónicas, que son las poblaciones que están en mayor riesgo.

Especialistas destacan la importancia de concientizar sobre esta enfermedad, que genera 1.6 millones de muertes por año y la necesidad de ayudar a combatir la neumonía y crear conciencia sobre los peligros potenciales que esta enfermedad representa para los niños y adultos en todo el mundo.

En Argentina, cada año aproximadamente 38 de cada mil adultos mayores de 65 años se ven afectados por la neumonía, una afección que puede ser mortal y de la cual muchas personas no son conscientes de sus señales y síntomas.

Si bien las personas suelen relacionar la neumonía, incluyendo la neumonía neumocócica, con una infección generalizada en bebés y niños pequeños, los adultos mayores pueden estar en riesgo de padecerla debido al debilitamiento del sistema inmunológico, relacionado con la edad.

De acuerdo a una investigación realizada por la Fundación del Centro de Estudios Infectológicos (FUNCEI) junto con el apoyo de Pfizer, y que fue presentada en el ISPPD ediciones 2014 y 2016, uno de cada cuatro adultos que contrae neumonía fallece durante el primer año de recibido el diagnóstico. El informe, que analizó el impacto de la neumonía adquirida en la comunidad (NAC), fue realizado entre 2012 y 2015 e incluyó a 3 mil personas de 3 ciudades en Argentina, Paraguay y Uruguay, indicando que sólo el 16,7% de las personas habían sido vacunadas contra la neumonía.

Los adultos con neumonía pueden sufrir repercusiones significativas debido a la infección. Esta enfermedad puede provocar ausentismo laboral, hospitalización y posibles complicaciones como insuficiencia respiratoria (que requiere un respirador artificial o ventilador, y sepsis (condición en la que se presenta una inflamación incontrolada en el cuerpo y que puede causar una disfunción orgánica generalizada).

La enfermedad neumocócica, incluyendo la neumonía neumocócica, se refiere a un grupo de enfermedades que son causadas por la bacteria Streptococcus pneumoniae, también conocida como neumococo. Los síntomas de la neumonía neumocócica incluyen tos, fiebre, escalofríos y dificultad para respirar.

Aunque cualquier persona puede contraer la enfermedad neumocócica, algunas personas enfrentan un mayor riesgo de infección, entre ellos, los niños menores de dos años y los adultos de 65 años o más.

Entre otros de los factores de riesgo para padecer neumonía neumocócica se encuentran diabetes, asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y un sistema inmunológico suprimido. El tabaquismo y el alcoholismo también aumentan el riesgo.

La vacunación puede ayudar a prevenir la neumonía neumocócica, uno de los tipos más comunes de enfermedad neumocócica.

La neumonía, que incluye la neumonía neumocócica, es una de las principales causas infecciosas de muerte infantil alrededor del mundo. Sin embargo, es fundamental que los adultos mayores también comprendan la importancia de la atención preventiva y adopten medidas al respecto.

Entre 2012 y 2014, en Argentina, la cantidad de internaciones por neumonía en niños menores de 5 años se redujo más de un 47 por ciento, con un ahorro estimado en gasto público por más de 80 millones de pesos al año desde 2012, cuando se incluyó en el Calendario Nacional de Vacunación gratuita y obligatoria a la vacuna contra el neumococo.

Además, se redujo en un 62% la cantidad de internaciones por meningitis y en un 72% las provocadas por bacteriemias (bacterias en sangre), afecciones que, junto con la sepsis (infección generalizada),  tienen al neumococo como el agente causal más frecuente, según datos que publicó por ese entonces el Programa Nacional de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles (ProNaCEI) de la cartera sanitaria nacional, en base a datos reunidos por las unidades que vigilan esas patologías en cinco hospitales públicos de diferentes regiones del país.

De acuerdo a esas estadísticas, desde 2012 cada año se han evitado en promedio unas 12.800 internaciones de niños menores de 5 años, una cifra equivalente a 25 veces la capacidad total del Hospital Nacional de Pediatría “Juan Pedro Garrahan” de la ciudad de Buenos Aires.

Fuentes: OMS, World Health Organization & American Lung Association. Diagnosing and Treating Pneumonia

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“¿Sos mayor de 65? vacunarte contra la neumonía”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...