7

¿Qué es el ojo seco?

Padecer el mal de los ojos secos, no reviste mayor gravedad, pero es bueno consultar con un profesional y evitar consecuencias de mayor complejidad.

De la redacción de tvsana

Padecer el mal de los ojos secos, no reviste mayor gravedad, pero es bueno consultar con un profesional y evitar consecuencias de mayor complejidad.

Al producir los ojos una escasa cantidad de lágrimas, o ser sus componentes de mala calidad, el film lagrimal, que viene a ser una delicada película que cubre la superficie externa del ojo, se deteriora y, en consecuencia, no lo lubrica bien. Eso genera la sensación de tener los ojos resecos. Es como si uno tuviese arena en los ojos, y al cerrar los párpados siente dolor. También la visión se vuelve borrosa y la luz molesta. Esta es una situación común, habitual, que afecta a un importante sector de la población, especialmente a aquellos que superan la barrera de los cuarenta años, y se da con mayor asiduidad entre las mujeres, que entre los varones.

Los ojos normalmente están cubiertos por tres capas de lágrimas. La que se encuentra más al fondo, es la más finita, formada por cierta mucosidad; la del medio, es la más gruesa y la conforma, básicamente, una combinación de solución de agua y sal; y la más superficial, también finita, que se compone de sustancias aceitosas, cuya función principal es reducir la evaporación de la capa de agua salina que se encuentra debajo. Estas tres capas mantienen la buena salud de los ojos y aseguran una visión óptima. Pero un problema en cualquiera de esas tres capas, afecta la producción de lágrimas y allí comienza a surgir la sequedad, el mal de los ojos secos, como es conocida esta enfermedad.  El empleo de determinados medicamentos también puede provocarla, o si uno parpadea menos veces de lo normal.

A la sensación de tener arena en los ojos, se suman síntomas como una visión borrosa, ardor, picazón e irritación. Es algo molesto e incómodo, pero no reviste peligros mayores ya que no existe riesgo a perder algo de visión, por ejemplo, que es lo primero que uno piensa cuando siente alguna molestia en los ojos. De todos modos es necesario estar alerta. Si la superficie del ojo se reseca demasiado, aumentan las posibilidades de contraer una infección. Y si esto sucede, corre riesgo la córnea, que se afina y hasta puede llegar a perforarse, situación causante de problemas más complejos, que incluyen, aquí sí, posibles pérdidas de visión.

El uso de gotas o geles lubricantes, atenúan  las consecuencias y alivian el padecimiento. Dejar descansar los ojos, también ayuda. Sin embargo, lo más aconsejable es consultar con un oftalmólogo para mantener la situación y si es necesario, recurrir a tratamientos médicos adecuados para evitar, así, complicaciones mayores. Los ojos son órganos delicados y cuidarlos es tener visión de futuro.

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Mantené un estilo de vida saludable”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...