Qué alimentos y hábitos son aliados de una buena digestión y cuáles atentan contra ella.

Tomar un digestivo, echarse en un sillón y desabrochar el pantalón, solo algunas de las tácticas para combatir los estragos de esa comida que cayó pesada. Más o menos efectivas, sin dudas lo mejor es no llegar a situación que hasta puede provocar dificultades para conciliar el sueño. Incorporar o aumentar el consumo de algunos alimentos, respetar horarios y masticar más, entre otros consejos, pueden ayudar a evitar las indeseadas indigestiones.

Además de controlar el tamaño de las porciones, consumir alimentos de calidad y evitar el estrés, la consultora en nutrición Rocío Río de la Loza recomienda:

-Ingerir alimentos con fibra dietética: las frutas y verduras de temporada, las semillas, las nueces, las leguminosas como las lentejas y garbanzos, los productos de trigo integral y los granos enteros como el amaranto, la quinoa, el trigo, el maíz y la cebada cuentan con un alto contenido de fibra que es perfecta para una buena digestión porque regula los movimientos intestinales. Además, es beneficiosa para la salud cardiovascular.

-Comer a horarios regulares: cambiar la hora del desayuno, el almuerzo o la cena puede ser una de las causas de las digestiones pesadas. “Conservar los horarios regulares provoca que nuestro organismo entre en ritmo y el reloj biológico, que está comandado por los ritmos circadianos, se sincroniza”, explica la health coach.

-Limitar la ingesta de algunos alimentos: los lácteos, las bebidas o alimentos muy azucarados, las carnes rojas y los alimentos muy picantes o con muchas especias pueden provocar digestiones pesadas por lo que se aconseja consumirlos cada cierto tiempo. La acidez es otro molesto síntoma vinculado a las digestiones pesadas, que puede estar relacionada con el consumo de alimentos altamente procesados, alcohol, azúcar, gaseosas o ayuno prolongado. No obstante, Río de la Loza usa el concepto de bioindividualidad para explicar que la combinación de ciertos alimentos, en función de cada persona, puede ser la causa misma de la indigestión.

-Comer despacio: el ritmo de vida al que estamos acostumbrados hace que muchas veces comamos frente a la computadora mientras trabajamos. La especialista recomienda“comer despacio y masticar cada bocado entre 15 y 30 segundos. Así se trituran los trozos de comida y las enzimas de la boca comienzan a desdoblar los nutrientes. Además le da oportunidad al cuerpo de enviarle una señal al cerebro de que el estómago está lleno”.

-Realizar ejercicio regularmente: no es obligatorio ir al gimnasio todos los días pero sí se recomienda caminar al menos 30 minutos por día para favorecer el movimiento gastrointestinal.

-Mantenerse hidratado: tomar entre dos y tres litros de agua al día favorece la buena digestión, pero el debate está abierto sobre si es beneficioso beber o no durante las comidas. La bioindividualidad puede ser la respuesta.

Fuente: Clarin.com

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“¿Sos mayor de 65? vacunarte contra la neumonía”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...