Estrategias, trucos y consejos para vencer el insomnio y que tu artritis reumatoide no te impida dormir bien por las noches.

Si tienes artritis reumatoide, probablemente te veas abocado a sufrir problemas a la hora de dormir. Se estima que entre un 50 y un 80% de las personas que padecen un dolor crónico tienen problemas relacionados con este aspecto. La situación es compleja: como el dolor hace difícil conciliar el sueño, la falta de este produce una percepción más negativa del dolor, lo cual hace que se entre en una desesperante espiral que lleva a un descenso en la calidad de vida. “¿Es el dolor el que no me deja dormir bien o es la mala calidad de mi sueño la que hace que tenga dolores más intensos?”, se preguntan muchas personas con artritis que se enfrentan a este trastorno. La respuesta es que ambos factores pueden llegar a tener la misma responsabilidad.

La cosa no queda aquí; y es que la experiencia del dolor, combinada con los desórdenes del sueño, puede llevar a mayores impedimentos funcionales e incluso a otros problemas más graves como la depresión. Tanto es así que se estima que la depresión es hasta dos veces más común en personas con artritis que en la población general.

¿Qué puede ayudarme a dormir mejor?

Para intentar que tus horas de sueño sean lo más reparadoras posibles, nosotros hemos recopilado algunos consejos que pueden ayudarte a que tus noches no se conviertan en una pesadilla:

1. Usa un colchón y almohada adecuados. La calidad del colchón es un factor fundamental a la hora de paliar los dolores producidos por la artritis durante la noche. Elige un colchón firme y cómodo. Utiliza sábanas de buena calidad, de algodón suave para el verano y de franela cálidas para las noches frías.

2. Realiza algo de ejercicio durante el día. Lo ideal es hacerlo entre las 10 de la mañana y las 3 de la tarde. Hacerlo más tarde de esta hora puede llevarte a sentirte más excitado de los que debieras durante la noche, algo que puede hacer difícil que concilies el sueño.

3. Evitas las bebidas y alimentos que contengan estimulantes. Nada de café, bebidas de cola y chocolate antes de irte a dormir. Tampoco tomes alcohol. Aunque pueda parecerte que este tiene un efecto relajante en ti y que te ayuda a quedarte dormido, lo cierto es que no te permitirá tener un sueño profundo.

4. Reduce tus niveles de estrés. Aprende a relajarte, a tomarte las cosas con calma y a relativizar. La tensión lo único que hará es que se disparen los dolores articulares y la fatiga. Trata de evitar las prisas y las presiones durante el día. Así podrás descansar mejor durante la noche.

5. Acuéstate y despiértate cada día a la misma hora. Si acostumbras tu cuerpo a un horario determinado, ayudarás a que él solo regule su ciclo de sueño. Lo ideal es que evites acostarte tarde los fines de semana para no trastocar el horario.

6. Date un baño caliente antes de acostarte. El agua caliente hará que se relajen tus músculos y te servirá para desconectar.

7. Haz de tu habitación un sitio confortable. Intenta que la temperatura sea la ideal (que no haga ni mucho calor ni mucho frío) y que no haya ruidos ni claridad. Utiliza tapones para los oídos si lo consideras necesario.

8. Consulta con tu médico. Él es quien mejor puede ayudarte a resolver todos los trastornos relacionados con la artritis. Además de ampliar nuestra lista de consejos, quizás te recomiende realizar algún cambio en los medicamentos, las dosis o la hora a la que los tomas, de forma que estos surtan un mayor efecto durante la noche.

Fuente: Personas que

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“¿Sos mayor de 65? vacunarte contra la neumonía”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...