Encontranos en: Contacto
Quienes Somos
X

¡Registrate Ahora!

¡Registrate gratis!
Accedé a los beneficios,
y descargá la ficha digital con:

- Guía de autoexamen
- Consejos cómo cuidarse


Por la presente autorizo a Tvcrecer S.R.L a utilizar mis datos de modo confidencial para informarme de campañas promocionales que considere de mi interés. Los datos serán incluidos en una base de datos de Tvcrecer S.R.L con domicilio en Blanco Encalada 193 of: 67 y serán tratados con absoluta confidencialidad únicamente para los fines aquí descriptos. Se me informa que podré ejercer en cualquier momento derecho de acceso y solicitar la rectificación, actualización, inclusión o supresión de los datos, mediante una comunicación escrita a Blanco Encalada 193 of: 67 o al email info@tvcrecer.com. También podré ejercer en cualquier momento el derecho de bloqueo o retiro de los datos de dicha base. Se considerará legítimo el tratamiento de los datos hasta no se reciba dicha comunicación escrita.

¿Sabías qué por pertencer a esta comunidad, contás con todos estos beneficios.?*

Para obtener mayor información comunicate al 011 47660874.

¡Registrate gratis!

Y empezá a disfrutarlos
desde este momento.

Un australiano ha salvado con su sangre la vida de dos millones de bebés

De la redacción de Tvsana

Su sangre, contiene un anticuerpo que ha permitido desarrollar un medicamento que evita las muertes por la enfermedad del RH.

Esta historia solidaria tiene como protagonista a un australiano de 78 años llamado James Harrison. Una historia que se inicia en 1951 cuando James andaba por los 14 y debió someterse a una operación en la que le quitaron un pulmón. El niño, por entonces, comprendió que había recibido una enorme cantidad de sangre de personas desconocidas, donantes anónimos que le habían ayudado a superar el complicado transe, por lo tanto, sin pensárselo dos veces, decidió hacer lo mismo cuando la edad se lo permitiera.

Más a gusto se sintió James con la determinación adoptada, es decir, convertirse en donante, cuando los médicos le comunicaron que él podía dar respuesta a un problema que estaba siendo muy preocupante en Australia: miles de bebés morían cada año por abortos involuntarios y nadie sabía a causa de qué.

Hoy se sabe la causa, es un trastorno diagnosticado, llamado “enfermedad del RH”, que se produce cuando el RH de la madre es negativo y el RH del bebé, heredado del padre, es positivo. El sistema inmunitario de la madre detecta los glóbulos rojos del feto como cuerpos extraños y desarrolla unos anticuerpos que atacan y destruyen esas células, provocando graves secuelas en el bebé e incluso la muerte. Y la solución es la sangre de James Harrison. Una sangre prácticamente única, que permitió desarrollar una inyección capaz de frenar la muerte de los fetos en el vientre materno. A James poco le importó su aprensión a contemplar sangre, o a observar la operación de extracción mediante jeringas. En los últimos 60 años, pocas veces ha faltado a su cita semanal con la aguja. Una cita con la vida, con la vida de dos millones de bebés, que son los que se calculan han salvado gracias a este veterano, héroe, sin dudas.

“Cada bolsa de sangre es preciosa, pero la sangre de James es particularmente extraordinaria. Su sangre se utiliza para hacer un medicamento que salva vidas, en efecto  todos los lotes de Anti-D del país que se han hecho hasta ahora han sido con la sangre de este hombre, aunque se sabe que hay aproximadamente unas 50 personas en Australia que también tienen este anticuerpo tan necesario”, aseguró uno de los médicos que conoce al héroe australiano.

James Harrison ha ganado numerosos premios en su país y ha donado su plasma más de mil veces, pero lo que más le importa es que su sangre pueda seguir salvando vidas. Sí, salvar vidas, ni más ni menos que lo que hicieron con él, cuando tenía 14 años.

 

 

Registrate

 

También te podría interesar

Sin Comentarios

Dejar Mensaje

Arriba