X

¡Registrate Ahora!

¡Registrate gratis!
Accedé a los beneficios,
y descargá la ficha digital con:

- Guía de autoexamen
- Consejos cómo cuidarse


Por la presente autorizo a Tvcrecer S.R.L a utilizar mis datos de modo confidencial para informarme de campañas promocionales que considere de mi interés. Los datos serán incluidos en una base de datos de Tvcrecer S.R.L con domicilio en Blanco Encalada 193 of: 67 y serán tratados con absoluta confidencialidad únicamente para los fines aquí descriptos. Se me informa que podré ejercer en cualquier momento derecho de acceso y solicitar la rectificación, actualización, inclusión o supresión de los datos, mediante una comunicación escrita a Blanco Encalada 193 of: 67 o al email info@tvcrecer.com. También podré ejercer en cualquier momento el derecho de bloqueo o retiro de los datos de dicha base. Se considerará legítimo el tratamiento de los datos hasta no se reciba dicha comunicación escrita.

¿Sabías qué por pertencer a esta comunidad, contás con todos estos beneficios.?*

Para obtener mayor información comunicate al 011 47660874.

¡Registrate gratis!

Y empezá a disfrutarlos
desde este momento.

¿Qué es la Disautonomía?

¿Es algo grave? ¿Qué la produce? ¿Cuáles son sus principales síntomas? ¿Tiene cura?

De la Redacción de TV Sana

Disautonomía es un término médico que normalmente se emplea para hacer referencia al grupo de trastornos provocados por un mal funcionamiento del sistema nervioso autónomo (SNA).o a las fallas de este. El SNA regula las funciones inconscientes de nuestro cuerpo, incluyendo las funciones de los sistemas cardiovasculares, gástricos, metabólicos y endocrinos. Un mal funcionamiento del SNA puede provocar síntomas debilitadores, pudiendo, a su vez, constituir un reto para conseguir un tratamiento. Este nombre  genérico incluye el síndrome de taquicardia ortostática postural (POTS en sus siglas inglesas), el síncope de origen neurocardiogénico, la intolerancia ortostática (OI), la hipotensión mediada neuralmente, el prolapso de la válvula mitral, el fallo autonómico puro (FAP), la inestabilidad autónoma y cierto número de enfermedades menos conocidas. En otros desórdenes, tales como la atrofia multisistémica y el síndrome de fatiga crónica, la disautonomía es tan sólo uno de los fallos del sistema.

Las causas que originan esta enfermedad no han sido bien aclaradas aún. No obstante, se piensa que puede estar causada, o agravada, por algún virus, factores genéticos, exposición a productos tóxicos, enfermedades autoinmunes y heridas o traumatismos que hayan dañado el sistema nervioso autónomo. En algunas personas (la minoría) la disautonomía ha sido causada por diversas alergias alimentarias con efecto retardado. Y una vez que han sido eliminados de la dieta aquellos alimentos a los que se tenía alergia, los pacientes han dejado de experimentar los síntomas.

Signos y síntomas

La mayoría de las formas en las que se presenta la patología (ampliamente desconocida por la sociedad), no son mortales, pese a condicionar, en mayor o menor medida, la vida de los pacientes. La manifestación de la disautonomía incluye desórdenes de funciones vegetativas incluyendo la presión sanguínea, el ritmo cardiaco, el funcionamiento de las pupilas, la sudoración, la fisiología reproductiva y urinaria, y la digestión.

Algunos síntomas concretos, que puede presentar un paciente son: fuerte fatiga,  taquicardia, palpitaciones, dolor en el pecho, presión sanguínea peligrosamente baja, cambios amplios y/o bruscos en la presión sanguínea, mareos, desmayos o estados pre-síncope, problemas gastrointestinales, náuseas, insomnio, falta de aliento, ansiedad, temblores, micciones frecuentes, convulsiones, empobrecimiento cognitivo, visión borrosa o en túnel, y migrañas. En ocasiones, las personas con disautonomía se sienten bien y presentan pocos síntomas; y en otras, solamente sienten un ligero mareo y la cabeza algo embotada y pueden seguir de forma bastante normal con su vida;  pero también es probable que esas personas tengan tantos síntomas que deban permanecer acostadas todo el tiempo.

Por el momento, el problema no tiene una cura definitiva, pero sí existen paliativos, como por ejemplo, no permanecer mucho tiempo de pié sin moverse, evitar caminar despacio, reposar acostado durante el almuerzo, beber unos tres litros de líquido diarios para mantenerse bien hidratado.

La enfermedad es compleja y sólo saben lo dura que es quienes la padecen y sus familiares cercanos. 

 

 

Registrate

 

También te podría interesar

Arriba