X

¡Registrate Ahora!

¡Registrate gratis!
Accedé a los beneficios,
y descargá la ficha digital con:

- Guía de autoexamen
- Consejos cómo cuidarse


Por la presente autorizo a Tvcrecer S.R.L a utilizar mis datos de modo confidencial para informarme de campañas promocionales que considere de mi interés. Los datos serán incluidos en una base de datos de Tvcrecer S.R.L con domicilio en Blanco Encalada 193 of: 67 y serán tratados con absoluta confidencialidad únicamente para los fines aquí descriptos. Se me informa que podré ejercer en cualquier momento derecho de acceso y solicitar la rectificación, actualización, inclusión o supresión de los datos, mediante una comunicación escrita a Blanco Encalada 193 of: 67 o al email info@tvcrecer.com. También podré ejercer en cualquier momento el derecho de bloqueo o retiro de los datos de dicha base. Se considerará legítimo el tratamiento de los datos hasta no se reciba dicha comunicación escrita.

¿Sabías qué por pertencer a esta comunidad, contás con todos estos beneficios.?*

Para obtener mayor información comunicate al 011 47660874.

¡Registrate gratis!

Y empezá a disfrutarlos
desde este momento.

Los abuelos del nuevo siglo

De la Redacción de Tvsana

La actualidad muestra cómo ha cambiado la relación abuelos-nietos, respecto de hace 40 o 50 años. Hoy esta relación es mucha más fluida y menos formal.

Una frase de la vida diaria dice que todo tiempo pasado fue mejor. Y puede que en algunos rubros la afirmación sea cierta, pero no todo lo pasado fue más halagüeño que el presente o que aquello que está por venir. Por ejemplo: la relación abuelo-nieto es mejor hoy que hace cuarenta o cincuenta años. Hoy resulta más fluida, más amena y menos rígida y formal.

¿Á qué se debe el cambio? Vaya uno a saber. Esa pregunta es para los especialistas en relaciones y comportamientos humanos. Pero bienvenida sea la novedad. Porque allana un camino que parecía cubierto de piedras y plantas puntiagudas. ¿Por respeto? ¿Por el trato? ¿Por la rigidez en la educación, que hacía, por ejemplo, que un par de generaciones atrás, muchos hijos no tutearan a sus padres? Todo ello puede ser verdad. Pero afortunadamente, los tiempos actuales han cambiado y ese cambio entibió y enterneció la relación abuelo-nieto.

Hoy, un abuelo está mucho más pendiente de su nieto, o de sus nietos. Y se hace lugares en su agenda de jubilado (si es que ya están en esa edad) para compartir cosas con ellos. Hasta los abuelos de hoy se sorprenden por actividades que realizan con sus nietos, absolutamente impensadas para ellos, cuando tenían edad de nietos y sus abuelos estaban en otra cosa. Quizás ese tipo de experiencias vividas hayan influido en el cambio de actitud general que se ha producido, y la razón por la cual piensen en voz alta: “No quiero ser con mis nietos, como mis abuelos fueron conmigo.”

Y no es cuestión de quererlos o no. Se vivía de otro modo y así como existía cierta distancia entre el padre y su hijo, también la había entre el abuelo y su nieto. Hoy, es el propio abuelo el que se ofrece constantemente para hacer programas con los nietos. Todo vale y le produce diversión y orgullo, al abuelo. Desde llevarlos a almorzar, acompañarlos a tomar un helado, o incluso ir a buscarlos al colegio o a la casa de algún amiguito. Más aún,  este contacto fluido y seguido no termina ahí, nunca falta el llamado cotidiano, de los abuelos, para saber cómo fue la jornada de colegio, o si tienen complicados deberes o mucho que estudiar para el día siguiente. También darán el presente en el primer entrenamiento de hockey de la nieta, o en la primera práctica de fútbol o de rugby del nieto.

Nostalgia aparte, en una gran cantidad de cosas, los tiempos pasados han sido mejores, pero en otras, las sociedades han evolucionado, y la relación abuelo-nieto, es una de ellas.

 

 

 

Registrate

 

También te podría interesar

Arriba