X

¡Registrate Ahora!

¡Registrate gratis!
Accedé a los beneficios,
y descargá la ficha digital con:

- Guía de autoexamen
- Consejos cómo cuidarse


Por la presente autorizo a Tvcrecer S.R.L a utilizar mis datos de modo confidencial para informarme de campañas promocionales que considere de mi interés. Los datos serán incluidos en una base de datos de Tvcrecer S.R.L con domicilio en Blanco Encalada 193 of: 67 y serán tratados con absoluta confidencialidad únicamente para los fines aquí descriptos. Se me informa que podré ejercer en cualquier momento derecho de acceso y solicitar la rectificación, actualización, inclusión o supresión de los datos, mediante una comunicación escrita a Blanco Encalada 193 of: 67 o al email info@tvcrecer.com. También podré ejercer en cualquier momento el derecho de bloqueo o retiro de los datos de dicha base. Se considerará legítimo el tratamiento de los datos hasta no se reciba dicha comunicación escrita.

¿Sabías qué por pertencer a esta comunidad, contás con todos estos beneficios.?*

Para obtener mayor información comunicate al 011 47660874.

¡Registrate gratis!

Y empezá a disfrutarlos
desde este momento.

Hábitos que dañan el cerebro

De la redacción de tvsana

El principal órgano del cuerpo necesita de cuidados específicos para su normal desarrollo y adecuado funcionamiento Aquí se detallan una serie de prácticas nocivas que sería bueno evitar.

El cerebro se mantiene activo aún cuando reposa. Así lo aseguran estudios recientemente realizados por la Universitat Pompeu Fabra, de Barcelona. Este órgano, el mayor del sistema nervioso central y el núcleo de control para todo el cuerpo, es el responsable de la complejidad del pensamiento, la memoria, las emociones y el lenguaje. Por lo tanto, resulta imperioso mantenerlo con buena salud y no realizar prácticas que lo deterioren o caer en hábitos que puedan dañarlo.

Según el trabajo de investigación realizado, algunas prácticas o hábitos cotidianos perjudican su salud. Cubrirse la cabeza al dormir, es uno de ellos. Cuando uno duerme con la cabeza cubierta, aumenta la concentración del dióxido de carbono en el cerebro, y eso provoca efectos malignos en el órgano. Tampoco es aconsejable no desayunar. Las personas que no lo hacen, no poseen el nivel óptimo de azúcar y proteínas, nutrientes fundamentales para afrontar las primeras horas del día, ya que, de acuerdo con una declaración de la Organización Mundial de la Salud, evitan la degeneración del cerebro.

Dormir pocas horas también es malo. Según otro estudio neurocientífico, el sueño aumenta la reproducción de las células que participan en la formación de la mielina, el material aislante en las proyecciones de las células nerviosas en el cerebro y la médula. Y hacer deportes, es bueno, porque el ejercicio puede cambiar la estructura y el funcionamiento del cerebro y lo mantiene saludable.

Forzar el cerebro durante una enfermedad, es contraproducente. Este hábito (por ejemplo, trabajar o estudiar mucho en esas condiciones) realizado con cotidianeidad provoca una disminución en la eficacia de su funcionamiento, que se nota en el largo plazo. Por esta razón, los médicos recomiendan descansar cuando uno no goza de buena salud. Por otro lado, es necesario evitar cualquier reacción violenta o de estrés, debido a que causan el endurecimiento de las arterias del cerebro. Si éstas se fortifican, la capacidad mental aminora con el transcurso del tiempo.

El exceso en el consumo de algunos alimentos, también es nocivo. Ingerir altas cantidades de azúcar interrumpe la absorción de proteínas, y si el cuerpo no consume de manera correcta diversos nutrientes, el desarrollo del cerebro se ve perjudicado.

La salud está en nuestras manos. Y también en nuestro cerebro.

 

Registrate

 

También te podría interesar

Arriba