X

¡Registrate Ahora!

¡Registrate gratis!
Accedé a los beneficios,
y descargá la ficha digital con:

- Guía de autoexamen
- Consejos cómo cuidarse


Por la presente autorizo a Tvcrecer S.R.L a utilizar mis datos de modo confidencial para informarme de campañas promocionales que considere de mi interés. Los datos serán incluidos en una base de datos de Tvcrecer S.R.L con domicilio en Blanco Encalada 193 of: 67 y serán tratados con absoluta confidencialidad únicamente para los fines aquí descriptos. Se me informa que podré ejercer en cualquier momento derecho de acceso y solicitar la rectificación, actualización, inclusión o supresión de los datos, mediante una comunicación escrita a Blanco Encalada 193 of: 67 o al email info@tvcrecer.com. También podré ejercer en cualquier momento el derecho de bloqueo o retiro de los datos de dicha base. Se considerará legítimo el tratamiento de los datos hasta no se reciba dicha comunicación escrita.

¿Sabías qué por pertencer a esta comunidad, contás con todos estos beneficios.?*

Para obtener mayor información comunicate al 011 47660874.

¡Registrate gratis!

Y empezá a disfrutarlos
desde este momento.

Guía para ser los mejores abuelos del mundo

¿Cómo ser un buen abuelo?

Desde TV Crecer siempre tuvimos mucho contacto con los abuelos. Para nosotros su rol en la vida de sus nietos es más que importante. Es por eso que desde hace tres años  los invitamos a participar en nuestras charlas para embarazadas y de esa manera hacerlos parte de esta etapa tan hermosa.

Qué lindo es compartir momentos con los abuelos y aprender de ellos.

No cabe la menor duda de que los abuelos son un pilar fundamental en la vida de sus nietos. Pero ahora los invito a pensar juntos cuál es la función que deben cumplir en realidad.

Llegan al consultorio muchas madres acompañadas de sus propias madres o suegras, y aquí encontramos el primer punto para partir.

La primera gran diferencia que nos marcan las madres, es el hecho de que “no es lo mismo cuando es tu mamá, que cuando es tu suegra”. La relación de confianza para consultar o recibir consejos es por lejos (en la mayoría de los casos) mayor con la madre.

Dependiendo cómo sea la relación con la suegra, es lo que va a determinar si se va a ganar la confianza para que la relación pueda fluir con comodidad.

En la primera consulta, cuando concurre la abuela, nos hacemos ya una idea de cómo es. Van dos ejemplos:

En el primer caso la abuela es protagonista. Ella lleva al bebé, ella pregunta, ella opina y ella decide.

En el segundo la abuela es una compañía que no acota, no pregunta, solo observa y ayuda.

¿Cuál es la abuela que les parece cumple una función adecuada a su rol?

En mi opinión, y no me cabe duda, que la opción dos es la correcta.

Cada madre es única, como también cada bebé es único e irrepetible. Lo que tenemos que entender es que los bebes con las madres crean una relación única, donde un bebe pide algo y la madre debe diagnosticar qué le pasa y dárselo, pero dárselo con amor, paciencia, alegría y tranquilidad.

De esa forma la mamá le forma el carácter a su hijo y le dice, tranquilo, cuando vos necesitas algo, yo voy a tratar de saber qué es y te lo voy a dar con tranquilidad y alegría.

Este bebé va a sentir que su mama lo cuida, le responde y lo hace bien, entonces vive en un mundo que vale la pena vivir.

En algunos casos la madre está muy insegura y angustiada, y cuando el bebé le pide algo, no sabe qué es, se desespera, se angustia, y le da con inseguridad y angustia lo que piensa que necesita. Este bebé que no se puede manejar ni a sí mismo, dice “pucha, si mi mamá esta así, ¡qué queda para mí!”

¿Por qué cuento todo esto? Porque lo que vale es la relación que la mamá crea con su bebé, de a dos, uno y otro, mamá y bebé, donde el objetivo es que ese bebé confíe plenamente en su mamá y no solo eso, que esté convencido que tiene la mejor mamá del mundo, que es la persona que más lo conoce, que mas lo quiere y que más lo entiende. Esa es la confianza que queremos que exista entre mamá y bebé.

Mother's love

Ahora, ¿dónde está la abuela en todo esto?

Si como en el caso uno, se mete en todo y no la deja ser a la mamá, si dependen de ella para saber qué hacer, si la llaman y le preguntan, ¿debo cambiarlo?, ¿debo darle de mamar?,  ¿sacarlo a pasear?, etc., el bebé tiene todo el derecho del mundo a decirle, “Mamá, ¡¿para qué estás vos?!, ¡todo se lo preguntas a la abuela!”.

El bebé quiere una mamá segura, no una abuela segura. Quiere una mamá que lo conozca, no una abuela que lo conozca. No estoy en contra de las abuelas, estoy en contra de las abuelas que opinan sin que se les pregunte, que se meten de más, que les dicen a sus hijas “viste que yo te dije que había que hacer esto”.

Estoy a favor de las abuelas que están, sin meterse, que están pero sin opinar, que sólo opinan si se les pregunta y que le hacen sentir a su hija que es la mejor mamá del mundo.

La mayoría de las madres creen que las abuelas tienen que meterse sólo cuando se les pregunta y eso está bien.

Muchas opinan que la abuela debe meterse mucho, y yo les digo que el bebé quiere una mamá que esté muy presente y que sepa qué le pasa, y que no deba  preguntarle a la abuela.

A mí me gusta como ejercicio ponerme en el cerebro del bebé, pensar qué está pasando por su cabeza. Otro consejo que les doy a las mamás, es que se pongan en la cabeza de sus bebés y piensen qué estaría sintiendo si tuviera tantos días y me pasara esto.

Bien abuelas, ahora ustedes me podrán decir “¡entonces no haga nada!”. No, la idea es que estén presentes para cuando se las necesite, para cuando llame la mamá y le diga necesito ayuda, pero no anticiparse a los pedidos, ya que queremos que la madre sienta que puede hacerlo.

Hasta ahora vimos abuelas muy metidas o abuelas presentes y no metidas, pero hay una tercera categoría; la abuela que no se mete en nada de nada.

Bien, para esta abuela tenemos un mensaje: Ponete a disposición de tu hija porque te va a necesitar, ya sea con alguna pregunta, presencia, o sólo sabiendo que puede contar con vos. Es muy triste ver madres que no tienen el apoyo de los abuelos, porque por más que no los necesite, siempre es bueno tener un respaldo, un soporte.

Aunque no parezca, quiero mucho a las abuelas, son imprescindibles.

Sólo quiero abuelas ubicadas en su rol, que ayuden a sus hijas a ser madres, pero desde el lugar que su hija necesita.

Una vez que el nieto crezca ya es otro cantar. ¿Qué quiero decir? Al principio, los primeros meses, el bebé necesita 100% a su madre y necesita crear una relación que va a durar toda la vida. Lo que se aprende los primeros dos años, queda toda la vida.

Luego de los dos años o un poco antes, ahí si quiero abuelas malcriadoras, que saque a pasear a sus nietos y que les compren helados, chupetines, chocolates, que los lleven a los juegos, a la calesita, que duerman con ellos.

Los nietos suelen adorar a sus abuelos, los que se preocuparon por ellos, los que les dieron su amor sin límites, los que no los retaron, los que no tenían que educarlo.

Me estoy refiriendo a la abuela, ya que es la que generalmente más se involucra, pero los abuelos, masculinos, pueden cumplir un rol similar al de las abuelas, sobre todo luego de unos meses.  Hay abuelos que son súper admirados por sus nietos, igual que la abuelas.

¿Qué cosas podés hacer con los nietos?

Como primer medida, estar presente y adaptarte a lo que te pide tu hija o nuera. En mi caso personal debo decir que mi papá venía a mi casa todos los días. ¡Sí, todos los días!, se quedaba diez minutos, no hinchaba, pero estaba y a medida que los nietos crecieron, era uno de sus momentos favoritos; jugar diez minutos con el abuelo.

No digo que tengan que ir todos los días, lo que pasó en nuestro caso fue consensuado y acordado y todos estábamos contentos. En cada caso, ustedes deben consensuar y acordar con los papas, qué esperan de ustedes como abuelos. Tal vez les dirán, vení todos los días y no opines, sólo diez minutos, o vení una vez por semana, o una vez por mes. Lo que sea mejor para esos papás.

Al principio acompañar y a veces cuidarlos cuando los papás tengan que salir a un casamiento o evento. Esta tarea es muy importante. No tengan miedo, seguro van a saber cambiarle el pañal o darle una mamadera.

Ya luego de unos meses, y sobre todo luego del año, empiezan los programas: ir a la calesita, ir a la plaza, ir a los juegos, sacarlo a pasear. Si hay algo que fascina a sus nietos es que les cuenten cuentos, cuentos reales o con invenciones, donde le pongan sal y pimienta y mucha actuación. ¡Sí, sean actores dramáticos y sus nietos flashearán con ustedes!

Más grandes ya, llevarlos al cine, al teatro, a pasear por la cuidad, a comer, a tomar el té, a comer helados, a hacer las compras, a mostrarles el mundo.

Otra anécdota personal. Mi papá, que en esa etapa de su vida no trabajaba formalmente, cuando le preguntaban sus amigos qué estaba haciendo de la vida, él les contestaba: “yo soy adaptador”. Los amigos no entendían nada de que era adaptador y él les contestaba, “obvio, le hago la adaptación del jardín a mis nietos”. Sí, él les hacia la adaptación, se pasaba horas en los jardines haciendo de lo que era, ¡un abuelo adaptador!, ja ja.

Hay una frase que dicen mis padres que es la siguiente, hay solo una cosa que nos da más alegría que cuando llegan los nietos; ¡cuando se van! La energía que se gasta con los nietos (ni hablar cuando es más de uno) es muchísima, se le pone tanta pasión que quedan agotados. Sí, agotados, y es normal. Por eso cuando se van es tiempo del relax y descanso para reponer energías.

Hay abuelos y abuelos, más o menos comprometidos, mi consejo es que siempre cuando hay amor, se es un buen abuelo. Si no les nace estar con sus nietos o hacer planes con ellos, dense una oportunidad y van a descubrir lo maravilloso que es sentirse abuelos y olvidarse de uno para dedicarse a un bebé, ya que de ellos también tenemos todavía mucho que aprender.

En resumen, como abuelos, denle algo que ustedes tienen de sobra; ¡mucho AMOR! y acuerden con los padres qué tipo de abuelos quieren ellos para sus hijos, acuerden cómo va a ser esa relación, sobre todo los primeros meses.

No hagan de papás, ¡hagan de abuelos! No se tienten con enseñanzas de padres.

Hay momentos tensos en la vida de toda familia, ahí están ustedes para llevar paz, tranquilidad y sabiduría.

Sé que hay relaciones difíciles, sobre todo en familias políticas, celos a veces, pero nunca dejen de pensar una cosa; siempre buscamos lo mejor para esa criatura que creció en el vientre de una mamá y que es el ser más maravilloso del mundo: ese bebe que te hace revivir y ser tan feliz.

Closeup of boy playing a toy with his grandparents

¿Que dicen los nietos de sus abuelos? Les cuento algunos ejemplos (de unas amigas de mi hija que tiene 18 años):

Me enseñaron la alegría y me hacen reír mucho.

Son lo masssss.

Me ayudan siempre que se lo pido.

Me hacen muchos regalos.

Me malcrían mucho y me encanta.

Les encantaba estar conmigo.

Me escucha mucho y me habla mucho.

¡Me quiere siempre!

Me enseñaron valores con el ejemplo.

Me cocinaban las mejores comidas del mundo para mí.

Me acompañaron en momentos difíciles.

Me contuvieron muchas veces.

Me enseñaron a jugar al generala y les ganaba.

Me ayudan a ejercitar la paciencia (cuando le ayudo a bajar las escaleras y tarda dos horas).

Ahora, ¡a disfrutar a tus nietos!

Dr. Diego Montes De Oca
Pediatra

 

Registrate

 

También te podría interesar

Arriba