X

¡Registrate Ahora!

¡Registrate gratis!
Accedé a los beneficios,
y descargá la ficha digital con:

- Guía de autoexamen
- Consejos cómo cuidarse


Por la presente autorizo a Tvcrecer S.R.L a utilizar mis datos de modo confidencial para informarme de campañas promocionales que considere de mi interés. Los datos serán incluidos en una base de datos de Tvcrecer S.R.L con domicilio en Blanco Encalada 193 of: 67 y serán tratados con absoluta confidencialidad únicamente para los fines aquí descriptos. Se me informa que podré ejercer en cualquier momento derecho de acceso y solicitar la rectificación, actualización, inclusión o supresión de los datos, mediante una comunicación escrita a Blanco Encalada 193 of: 67 o al email info@tvcrecer.com. También podré ejercer en cualquier momento el derecho de bloqueo o retiro de los datos de dicha base. Se considerará legítimo el tratamiento de los datos hasta no se reciba dicha comunicación escrita.

¿Sabías qué por pertencer a esta comunidad, contás con todos estos beneficios.?*

Para obtener mayor información comunicate al 011 47660874.

¡Registrate gratis!

Y empezá a disfrutarlos
desde este momento.

entrenamiento despues de los 40

Después de los 40: los días de entrenamiento necesarios para tener un corazón sano

Una investigación estadounidense analizó el impacto del ejercicio físico frente al envejecimiento cardíaco en personas de entre 45 y 65 años que llevaban una vida sedentaria.“La clave para tener un corazón más saludable en la mitad de la vida es la dosis correcta de ejercicio, en el momento correcto de la vida”, enfatizó el profesor de la Universidad UT Southwestern de Texas Benjamin Levine.

Con estas palabras el experto de la institución estadounidense explicó la resolución más importante del estudio que lideró y que reveló que dos años de ejercicio físico antes de los 65 años, cuando el corazón aparentemente todavía posee plasticidad y capacidad de remodelación, pueden ayudar contra el envejecimiento del sistema cardiovascular y reducir el riesgo de insuficiencia cardíaca como producto de una vida sedentaria.

“Encontramos lo que creemos que es la dosis óptima del tipo de ejercicio adecuado, que es de cuatro a cinco veces por semana, y el punto óptimo en el tiempo en el que se puede mejorar el riesgo cardíaco de una vida de comportamiento sedentario, que es en la mediana edad. El resultado fue una reversión de décadas de un estilo de vida sedentario en el corazón para la mayoría de los participantes del estudio”, dijo Levine.

En concreto, el equipo científico analizó el corazón de 53 adultos sanos, pero sedentarios, cuyas edades oscilaban entre los 45 y 64 años. Un grupo de voluntarios participó de un programa de ejercicios aeróbicos de intensidad alta y moderada cuatro o más días a la semana, mientras que el otro fue asignado a un grupo de control, que realizó entrenamientos de yoga, de equilibrio y de pesas en tres oportunidades semanales durante dos años.

Leer también “Mueren 8 veces más mujeres por enfermedades cardiovasculares que por cáncer de mama”

Al cabo de los 24 meses de prueba, los resultados de la investigación publicada en la revista Circulation de la Asociación Americana del Corazón reflejaron marcadores de un corazón saludable para quienes se entrenaron más días semanalmente: estos participantes tuvieron mejoras significativas en la forma en que su cuerpo usó oxígeno y, a la vez, demostraron una disminución en la rigidez cardíaca. Por el contrario, observaron que “hacer ejercicio solo dos o tres veces a la semana no ayudaba mucho a proteger el corazón contra el envejecimiento”, señaló Levine.

“El ejercicio comprometido de cuatro a cinco veces por semana fue casi tan eficaz para prevenir el envejecimiento cardíaco sedentario como el ejercicio más extremo de los atletas de élite”, comentó Levine, quien añadió que en la mediana edad y pasados los 40 es un período conveniente para empezar a ejercitarse en caso de no haberlo hecho nunca.

¿Cómo sería una rutina? El programa semanal de ejercicios, según Levine, debería ser similar al estudiado, incluyendo al menos un entrenamiento de fuerza, más dos o tres días de clase aeróbica de alta intensidad (estas jornadas son de 30 minutos), sumado a una sesión larga -de una hora-, con práctica de tenis, ciclismo, carrera, baile o caminata rápida.

“Esa es mi receta para la vida, y este estudio realmente refuerza que tiene efectos bastante extraordinarios en la estructura y la función del corazón y los vasos sanguíneos”, concluyó el especialista.

Leer también “¿Por qué la enfermedad cardiovascular afecta más a las mujeres que a los hombres?”

Fuente: infobae

 

Registrate

 

También te podría interesar

Arriba