Las mujeres asmáticas presentan una mayor limitación sexual respecto a las sanas y los hombres asmáticos tienen una significativa mayor disfunción eréctil frente a los varones sanos, según un estudio publicado en Archivos de Bronconeumología, la revista científica de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), que concluye que la cuarta parte de los pacientes atribuyen sus problemas sexuales al hecho de tener asma.

Se trata de un estudio observacional, transversal y multicéntrico que ha reclutado a 272 pacientes y voluntarios sanos mayores de 18 años de las consultas externas de siete hospitales terciarios españoles y que fueron elegidos de forma consecutiva. De estos 276 participantes, 172 eran asmáticos (63 hombres y 109 mujeres) y con una edad media de 42 años, mientras que en el grupo control contaba con 104 controles (53 hombres y 31 mujeres) con una media de edad de 39 años. En cuanto a su control, el asma estaba controlada en el 57,7 por ciento de los sujetos, parcialmente controlada en el 28,2 y no controlada en el 14,1.

“La principal aportación de nuestro estudio es la constatación de que los pacientes con asma pueden sufrir una disfunción en la esfera sexual con mayor frecuencia que la población sana, tanto en hombres como en mujeres. Probablemente, la falta de control de la enfermedad sea uno de los factores que más contribuyen a la existencia de esta disfunción”, ha expuesto el doctor José Gregorio Soto, neumólogo y miembro de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

En concreto, en este estudio, una tercera parte de los pacientes atribuyeron sus problemas sexuales al hecho de tener asma y existe una relación entre el tiempo de evolución de esta enfermedad y aspectos de gravedad, control y deterioro de la función pulmonar. Tanto los varones como las mujeres fueron evaluados con distintas escalas adaptadas a su sexo sobre disfunción eréctil (International Index of Erectile Function Questionnaire o IEF) y función sexual femenina (Female Sexual Function Index o FSFI), respectivamente.

El 44% de los asmáticos presentó disfunción eréctil

La disfunción eréctil (definida como la incapacidad persistente para lograr y mantener una erección adecuada que permita una relación sexual satisfactoria) estaba presente en el 44 por ciento de los asmáticos estudiados, frente al 25 por ciento de los voluntarios sanos del grupo control y además era más intensa en los varones asmáticos en función de la gravedad de su asma.

El estudio corrobora los hallazgos de otro trabajo previo efectuado en Nueva York, en el que los hombres asmáticos que acudieron a urgencias dijeron que la actividad sexual era la tercera que tenían más limitada después de las tareas domésticas habituales y subir las escaleras. Estas
limitaciones eran mayores cuanto mayor era la gravedad del asma y mayor la edad, a partir de 40 años.

En las mujeres asmáticas las dimensiones más afectadas fueron el deseo y la satisfacción global. De hecho, otro estudio citado en la discusión de este trabajo se encontró que las mujeres asmáticas pueden tener afectados todos los ítems que evalúa la escala FSFI, como la excitación, deseo, orgasmo, lubricación y satisfacción. Además, se relacionó con problemas emocionales previos, tales como el diagnóstico de depresión y ansiedad.

Asma y comorbilidades

Además, el estudio analizó la asociación entre asma y otras comorbilidades en personas asmáticas respecto a los voluntarios sanos. Según este análisis, el 80,8 por ciento de los pacientes tenían rinitis alérgica; el 20,3, reflujo gastroesofágico; el 16,8, ansiedad; el 14,6, poliposis nasal; el 11,1, depresión; el 11, hipertensión arterial; el 4,7, fibromialgia; y el 2,9, fibromialgia.

Asimismo, los asmáticos presentaban un índice de masa corporal (IMC)
significativamente mayor al grupo control, si bien el porcentaje de fumadores activos fue similar en ambos grupos y las puntuaciones de ansiedad y depresión medidas con la escala GADS reflejaron una puntuación mayor en los pacientes asmáticos.

Entre las mujeres, la existencia de comorbilidades como hipertensión o diabetes tuvieron poca influencia en la afectación de la función sexual. El sexercise induced asthma no se ha constatado en este estudio, ya que ninguno de los pacientes había sido diagnosticado de asma de esfuerzo previamente.

fuente: republica

Etiquetas:

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Sabías que hacer crucigramas estimula la memoria ”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...