¿Qué es la artritis?

La palabra artritis significa literalmente inflamación de la articulación (artr = articulación; itis = inflamación). Se refiere a más de 100 enfermedades o condiciones distintas que afectan las articulaciones y los tejidos que las rodean, tales como los músculos y tendones. Algunas formas de artritis, como la artritis reumatoide o el lupus, también afectan a otras partes del cuerpo, incluyendo la piel y los órganos internos.

Existen más de 50 millones de adultos y 300 000 niños en los EE.UU. que tienen artritis o enfermedades afines. Las personas con artritis se enfrentan a muchos retos como consecuencia de su enfermedad, pero afortunadamente existen diversas maneras de encarar estos desafíos y llevar una vida plena.

¿Puedo hacer ejercicio si tengo artritis?

La actividad física es muy beneficiosa para casi todas las personas. Durante muchos años se pensó que las personas con artritis no debían hacer ejercicio porque lesionarían sus articulaciones. Sin embargo, médicos y fisioterapeutas saben, en la actualidad, que esta creencia no es cierta.

Si tiene artritis o una enfermedad relacionada, el ejercicio es benéfico porque le ayuda a:

• Mantener la flexibilidad de sus articulaciones;

• Fortalecer los músculos que rodean las articulaciones para, de esta manera, incrementar su resistencia;

• Retrasar el deterioro del tejido óseo y cartilaginoso;

• Incrementar la fortaleza de sus huesos;

• Aumentar la capacidad para ejecutar las actividades diarias;

• Mejorar su estado de ánimo

• Mejorar su estado general de salud y su estado físico, de la siguiente forma:

  1. Proporcionándole energía para que sea más activo físicamente
  2. Ayudándole a dormir mejor
  3. Controlando su peso
  4. Fortaleciendo su corazón
  5. Disminuyendo la depresión
  6. Mejorando su autoestima y sensación de bienestar.

¿Cómo empiezo?

Antes de iniciar cualquier tipo de programa de ejercicio nuevo hable con su doctor, especialmente si no ha hecho ejercicio de manera regular y tiene dolor, rigidez o debilidad que afecte sus actividades cotidianas.

Su médico podría recomendarle consultar con un terapeuta físico u ocupacional. Ellos se especializan en diseñar programas de ejercicios personalizados que cumplan con las necesidades particulares de cada individuo.

Los fisioterapeutas pueden indicarle ejercicios especiales de amplitud de movimiento y de fortalecimiento para ayudar a que las articulaciones sean flexibles y los huesos y músculos fuertes. Le mostrarán técnicas de ejercicio adecuadas y darán tanto sugerencias como precauciones en base a su historial de salud. Pueden informarle sobre tratamientos de calor/frío para mitigar el dolor de la artritis. Asimismo, diseñan programas para mejorar la postura y el equilibrio, lo cual ayuda a prevenir caídas.

Los terapeutas ocupacionales le mostrarán cómo realizar sus actividades diarias de modo que no ejerza tensión adicional en las articulaciones o cause más dolor. También le pueden brindar soportes, férulas, entablillados, aparatos ortopédicos y dispositivos de asistencia que le ayuden a efectuar sus ejercicios de modo más cómodo y con menos dolor.

¿Cómo sé qué es lo que debo hacer?

Se puede desarrollar un programa de ejercicios para cada persona. El programa más adecuado para usted dependerá del tipo de artritis que tenga, de las articulaciones que estén afectadas y de la gravedad del deterioro. Sin embargo, también se considerará su estado general de salud y su historial clínico. El grado de actividad de su artritis también determinará qué tipo de ejercicios que podrá ejecutar.

Su médico, su fisioterapeuta, su terapeuta ocupacional o especialista en rehabilitación pueden ayudarle a determinar el programa de ejercicios más adecuado para usted. Recuerde que a pesar de que la artritis haya causado deformidades en sus pies, rodillas, caderas o manos, aun así puede hacer ejercicio.

¿Existen riesgos relacionados con el ejercicio?

El riesgo más frecuente que una persona con artritis corre al realizar ejercicio, es agravar su enfermedad al hacer trabajar en exceso sus articulaciones o músculos. Esto podría ocurrirle si hace demasiado ejercicio o se prolonga demasiado, especialmente cuando está comenzando su programa de ejercicios. Debe empezar lentamente e incrementar poco a poco el número de repeticiones, por cuanto tiempo los ejecuta y la intensidad con la que los realiza.

Recuerde que los ejercicios son sólo un área del tratamiento. Otras partes deben incluir:

• Diagnóstico adecuado hecho por un médico

• Educación acerca de la artritis

• Uso correcto de las articulaciones

• Preservación de la energía

• Alimentación adecuada

• Reposo/relajación

Riesgos de NO hacer ejercicio

Muchas personas con artritis mantienen dobladas las articulaciones que les duelen, porque al principio así se sienten más cómodos. Si sus articulaciones se quedan en una misma posición durante un período de tiempo prolongado, es probable que pierda la capacidad de enderezarlas. Si no se ejercitan, los músculos se encogerán, debilitarán y fatigarán más fácilmente. Se recomienda que personas con artritis se mantengan activas todos los días y que hagan ejercicio, por lo menos, por 30 minutos la mayoría de los días de la semana.

En contraste a los múltiples beneficios del ejercicio, hay consecuencias negativas por no hacer ejercicio cual ninguno.

  • Pérdida de fuerza, resistencia y equilibrio
  • Cansarse rápidamente
  • Disminución de la masa y fuerza musculares
  • Menor flexibilidad articular y amplitud del movimiento

¿Qué clase de ejercicios son los idóneos para las personas con artritis?

Como tiene artritis, es importante que mantenga sus músculos fuertes, sus articulaciones flexibles y que desarrolle su habilidad de realizar ciertas actividades por tanto tiempo como le sea posible (resistencia). Cuantos más fuertes estén los músculos y los tejidos que rodean las articulaciones, mayor será su capacidad de sujeción y protección, incluso de aquellas articulaciones débiles y dañadas por la artritis.

Las personas con artritis frecuentemente se benefician de un programa equilibrado de ejercicios. Este programa debe incluir variaciones de las siguientes clases de ejercicio, que son:

• Ejercicios de amplitud de movimiento; ejercicios de fortalecimiento; ejercicios de flexibilidad y equilibrio y ejercicios aeróbicos.

fuente: arthritis.org

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Adultos, el sexo es muy bueno a cualquier edad”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...