Especialidades Médicas 8

El cateterismo puede prevenir 6 de cada 10 ACV causados por fibrilación auricular

Se estima que unos 200 mil argentinos con riesgo de Accidentes Cerebrovasculares pueden beneficiarse con la aplicación de la técnica del cateterismo.

De la redacción de TV Sana 

Se estima que unos 200 mil argentinos con riesgo de Accidentes Cerebrovasculares pueden beneficiarse con la aplicación de la técnica del cateterismo.

 En países desarrollados, el 80 por ciento de los Accidentes Cerebrovasculares son de origen isquémico por oclusión arterial, atribuyéndose una quinta parte de ellos al cardioembolismo por fibrilación auricular (FA), que consiste en la oclusión de una arteria cerebral por causa de un trombo proveniente del corazón. Las consecuencias del ACV producido por fibrilación auricular son devastadoras: causan un 50 por ciento más de discapacidad y el doble de mortalidad que los ACV por otras causas. Por tal motivo, la prevención constituye un eslabón terapéutico fundamental. Las cifras mundiales son contundentes: señalan que en 2008 unas 6,2 millones de personas fallecieron por un ACV.

En los pacientes con FA, uno de los pilares terapéuticos se basa en la administración de anticoagulantes; no obstante, hay un grupo de individuos, calculado en alrededor del 20 por ciento, que no pueden recibir anticoagulación debido a su alto riesgo de sangrado, con lo cual esta terapia se encuentra contraindicada. Para este porcentaje de pacientes -cifra nada despreciable-, ya se está utilizando en la Argentina una técnica por cateterismo de muy bajo riesgo, denominada ‘cierre de la orejuela o apéndice auricular izquierdo’, que puede reducir el riesgo de un evento cerebrovascular en un 60 por ciento, según señalaron desde el Colegio Argentino de Cardioangiólogos Intervencionistas (CACI).

“La fibrilación auricular es la arritmia más frecuente, de hecho más del 10 por ciento de las personas de 80 años o más, la padecen, aun sin tener otra cardiopatía. La principal complicación es la oclusión de una arteria cerebral por un trombo procedente del corazón y, fundamentalmente, el riesgo de ACV. La forma sencilla de prevenir la formación de coágulos es suministrándoles anticoagulantes a estos pacientes. Hace muchos años se ha comprobado que los anticoagulantes clásicos y los más modernos sirven para la prevención y, por otro lado, reducen en más de un 60 por ciento el riesgo de que el paciente vaya a sufrir un ACV. Sin embargo, la realidad indica que hay un porcentaje de pacientes, de por lo menos el 20 por ciento, que no pueden recibir anticoagulantes”, sostuvo el doctor  Aníbal Damonte, médico especialista en Cardioangiología Intervencionista e integrante del CACI.

El denominado ‘cierre de la orejuela de la aurícula izquierda’ tiene como objetivo prevenir el riesgo de que algún coágulo que se forma en esa cavidad específica, pueda movilizarse desde ahí y producir lo que se llama una embolia cerebral, un ACV o una oclusión de una arteria periférica. Como el 90 por ciento de los coágulos en los pacientes que tienen fibrilación auricular se forma y se aloja en esa suerte de ‘apéndice’ o ‘bolsillo’, ir a cerrarlo en aquellos individuos que no pueden recibir medicación anticoagulante constituye una estrategia sumamente valiosa.

“En la orejuela de aurícula izquierda es donde más estancamiento de sangre se presenta, se calcula que el 90 por ciento de los trombos se produce en esa cavidad. Por este motivo, se coloca en esa especie de ´bolsillo´, una suerte de tapón de una aleación de nitinol de medidas variables según el tamaño de la orejuela a ocluir. Un dispositivo muy similar al que se utiliza para el tratamiento de los defectos congénitos del corazón, pero con un diseño distinto”, explicó el doctor Arturo Fernández Murga, también Cardioangiólogo Intervencionista y Presidente del CACI.

Fuente:  Agencia JM Oribe Comunicaciones

Etiquetas:

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Adultos, el sexo es muy bueno a cualquier edad”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...