2

Esclerosis Múltiple: enfermedad y tratamiento

Al celebrarse el Día Mundial de la Esclerósis Múltiple, distintos especialistas dan su opinión respecto de la enfermedad.

Al celebrarse el Día Mundial de la Esclerósis Múltiple, distintos especialistas dan su opinión respecto de la enfermedad.

De la Redacción de TV Sana

La Esclerosis Múltiple es una enfermedad neurológica, crónica, inmunológica, de causa no determinada, que afecta al sistema nervioso central. La padecen cerca de 6.000 argentinos -con una prevalencia de 3 a 1 en las mujeres-, y aunque no modifica esencialmente la expectativa de vida, constituye una de las afecciones neurológicas más discapacitantes en el adulto joven, impactando en forma negativa a nivel social, familiar, económico y laboral. Se presenta con episodios o brotes que pueden dejar secuelas irreversibles en la capacidad de caminar, la vista o el olfato, entre muchas otras. Esta considerada la segunda causa de discapacidad en los adultos jóvenes después de los accidentes de tránsito.

Es ocasionada por determinadas células del propio organismo (linfocitos T), que atacan y dañan las conexiones entre las neuronas del sistema nervioso central. Entre otros, los síntomas más comunes que se pueden presentar son: visión borrosa, entumecimiento u hormigueo en las extremidades, problemas de fuerza, de coordinación, de memoria y trastornos cognitivos.

“La enfermedad tiene su mayor frecuencia entre los 20 y 40 años, la época más productiva social y económicamente de las personas. A esa edad se comienzan a delinear proyectos familiares, laborales, etcétera; por lo cual puede afectar no sólo al enfermo sino también a su entorno personal (familia, amigos) y tener impacto en su capacidad laboral. Por otro lado, la pérdida de empleo es una constante en muchos de estos pacientes, tanto desde el punto de vista físico como desde el punto de vista cognitivo (los déficits cognitivos se presentan en el 40-70 % de los pacientes), lo cual también tiene un gran impacto económico en la sociedad”, explicó el doctor Jorge Correale, neurólogo, Jefe de la Sección de Neuroinmunología y Enfermedades Desmielinizantes del Instituto de Investigaciones Neurológicas Doctor Raúl Carrea (FLENI),

Con respecto al tratamiento de la esclerósis múltiple (EM), existen diversas alternativas farmacológicas disponibles, las que deben ser complementadas con terapias de rehabilitación, fisioterapia, fonoaudiología, kinesiología, psicología, grupos de apoyo, y un equipo interdisciplinario de profesionales de salud para atender las posibles comorbilidades asociadas a la enfermedad; esto la posiciona como un verdadero modelo de medicina participativa e interviniente, con el objeto de lograr el mayor beneficio posible para el paciente.

“Hasta el año 1993 no contábamos con ninguna medicación realmente efectiva, sin embargo hoy, apenas 22 años después -que en medicina es un lapso de tiempo muy breve-, disponemos de una docena de tratamientos efectivos, que van desde inyectables hasta medicación oral. No obstante el especialista y el propio paciente deben acordar estrategias en conjunto y no dudar en cambiar de medicación cuando se presenta actividad de la enfermedad o bien poca tolerabilidad a una determinada droga”, reveló el neurólogo Fernando Cáceres, Director Médico General del Instituto de Neurociencias de Buenos Aires (INEBA). “Sin embargo -agregó-, no debemos perder de vista también que la accesibilidad a los tratamientos es otro de los temas importantes para destacar en este Día Mundial, porque el sistema no siempre es todo lo ágil que debería ser y las crisis aparecen sin dar aviso”.

Acerca de la enfermedad

La forma más común de EM es la de “recaídas y remisiones” o “recurrente” que representa aproximadamente entre el 85 % y el 90 % de los casos. La enfermedad se caracteriza por la alternancia de brotes o exacerbaciones con períodos de remisión en los que los síntomas desaparecen por completo o en forma parcial. Durante las recaídas se produce la exacerbación de los fenómenos inflamatorios que causan las lesiones de la EM. Entre los síntomas más frecuentes se pueden mencionar dificultad para caminar, pérdida del equilibrio y sensación de entumecimiento u hormigueo en brazos y piernas.

Se estima que la incidencia anual de EM en América Latina es de 0.3 a 1.9 casos cada 100.000 personas por año. Ecuador es el país con menor prevalencia de la región mientras que Uruguay y Argentina son los que tiene la prevalencia mayor. Estudios realizados en nuestro país han estimado que la prevalencia de la enfermedad es de 18 casos por cada 100.000 habitantes y que hay 2 casos nuevos al año por cada 100.000 habitantes.

TV Sana agradece la colaboración de JM Oribe Comunicaciones

 

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Tomar mucha agua durante el día, ayuda a la circulación.”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...