La asociación entre diabetes y osteoporosis es controversial. Si bien las anormalidades metabólicas de la diabetes potencialmente afectan el metabolismo óseo, la estructura y la densidad mineral; el grado en el que contribuye para aumentar el riesgo de fractura es todavía tema de debate.

Las personas con diabetes típicamente tienen una menor tasa de recambio óseo con reducción en la formación de hueso, cuyo mecanismo es multifactorial, y se presenta con aumento de la porosidad de la cortical de los huesos, aumentando la fragilidad de los mismos. El riesgo de fractura aumenta tanto en diabetes tipo 1 como en diabetes tipo 2, y los factores son la menor mineralización, la duración de la enfermedad, la aparición de las complicaciones tardías de la misma, la menor calidad del hueso formado, el tratamiento y el mayor riesgo de caídas que puedan presentar estos pacientes.

En adición, el riesgo de fractura puede aumentarse por caídas secundarias a dificultades visuales, enfermedad cerebrovascular o neuropatía (complicaciones tardías de la diabetes) ·

Además, ciertos tratamientos específicos pueden influir en la tasa de fracturas. En diabetes 1 se observa un lento remodelado óseo con reducción en la formación de hueso. Cambios similares se han observado en pacientes que evolucionan a enfermedad renal terminal.

Cuando hablamos del tiempo de curación de la fractura, este tiempo es mayor o más prolongado en pacientes con diabetes, especialmente en fracturas desplazadas o aquellas que requirieron cirugía para reducirlas; esto asociado a una menor tasa de remodelación ósea.

La evaluación clínica del riesgo de fracturas en pacientes con diabetes mellitus es la misma que en pacientes sin diabetes, e incluye el control de la mineralización ósea y de los factores clínicos de riesgo; aunque a pesar de esto, para un T-score de mineralización dado (score utilizado en densitometría para evaluar mineralización ósea), el riesgo de fractura es mayor en un paciente adulto con diabetes que comparado con uno sin diabetes.

Las recomendaciones generales de estilo de vida saludable, ejercicio físico, suplementación de calcio y vitamina D son aplicables a los pacientes con diabetes. En ausencia de estudios específicamente diseñados para evaluar osteoporosis en personas con diabetes, las recomendaciones de tratamiento deben basarse en las guías generales sobre los resultados de una densitometría.

El mayor riesgo de fractura en diabéticos se presenta a cualquier edad; sin embargo, dado que la osteoporosis y el riesgo de fracturas aumentan en las mujeres postmenopáusicas y en la tercera edad, son estas personas diabéticas las que tienen lógicamente un mayor riesgo.

Las recomendaciones con respecto al ejercicio físico y las actividades aconsejadas o desaconsejadas para este tipo de patología, son las mismas que para la población general.

 Dr. Fuentes, Jorge.

Médico especialista

en Medicina Interna

MN 117.258

Comentar

Registrate, Obtené Beneficios y ganá Premios

Registrate

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

CONSEJO DEL DIA - DR. DIEGO MONTES DE OCA

“Si tenes dolores de cabeza seguido no dudes en consultar con tu médico.”

Dr. Diego Montes de Oca
MN: 84881

Quiero recibir notificaciones de...